El IPC de la Bolsa mexicana registró su cuarta caída consecutiva luego de que datos y noticias desde EU y Europa sembraron temores sobre la firmeza de la recuperación económica global.

El IPC retrocedió 0.58%, a 35,325.09 puntos, también arrastrada por un mal desempeño de los títulos de compañías mineras, en medio de un debilitamiento global del precio de los metales.

Las acciones de Grupo México, una de las mayores productoras de cobre del mundo, cedieron 2.09%, a 38.0 pesos; mientras que los papeles de Peñoles descendieron 4.03%, a 395.47 pesos.

Por su parte, los títulos de Wal-Mart de México (Walmex), la mayor minorista del país, cayeron 1.47%, a 34.26 pesos, antes de conocerse su reporte de ventas comparables de abril.

"Si seguimos viendo un sell-of (venta) importante en la parte de commodities (materias primas) como hemos estado viendo el día de hoy (jueves) probablemente sigamos teniendo una presión en el mercado", comentó Adolfo Lázaro, operador de capitales de Bulltick Capital Markets.

Un analista bursátil estimó que si el dato laboral en Estados Unidos resulta negativo, el principal índice bursátil, el IPC podría oscilar entre 35,200 y 35,250 puntos, lo que "puede ser un buen soporte".

La plaza local ha perdido en las últimas cuatro jornadas 4.4 por ciento. El jueves, se negociaron los títulos de 94 empresas: 32 subieron, 54 bajaron y ocho finalizaron estables.

En Wall Street, el promedio industrial Dow Jones cayó 1.10 por ciento.

El índice compuesto Nasdaq perdió 0.48 por ciento.