El principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) marcó la semana pasada cuatro nuevos máximos históricos. Analistas consideran posible que, tras esta positiva racha, venga un ajuste a la baja a la espera de definición en Europa y en medio de un basto flujo de información corporativa en México.

El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) cerró el viernes con una caída para culminar la semana con un rendimiento de 1.73% sobre los 42,386.83 puntos.

Los buenos fundamentales y las sólidas perspectivas de crecimiento en México han convertido al país en una atractiva alternativa de inversión para los flujos internacionales , sobre todo ante el exceso de liquidez derivado de los estímulos monetarios, mencionó Banorte-Ixe.

No obstante, especialistas coincidieron en que el IPC habría alcanzado niveles de sobrecompra y que en los siguientes días podría venir un ajuste a la baja para luego retomar su senda alcista.

En este sentido, Actinver sostiene un piso para el IPC entre 42,000 y 41,600 puntos, mientras que el techo estaría en un rango de entre 43,000 y 43,300 puntos. La Casa de Bolsa espera que el índice concluya el año en 43,820, aunque otros son más optimistas, como Monex, que estima un cierre sobre los 46,000 puntos.

Esta semana, en Estados Unidos, continuarán los reportes corporativos; se conocerá la decisión de política monetaria de la Reserva Federal, así como la primera lectura del PIB del tercer trimestre. La atención también seguirá puesta en España y la solicitud de su rescate.

En este sentido, Scotiabank destacó: No hay que olvidar que los riesgos del entorno global siguen vigentes y aún falta un largo camino por recorrer antes de que la economía salga de terreno pantanoso .

En México, ésta será la última semana para que las empresas en la BMV divulguen sus resultados trimestrales al tercer periodo del año. Los analistas coincidieron en que se verán buenos números en utilidades derivados del mejor desempeño del peso en el trimestre.

Estamos esperando que las compañías mexicanas reporten un moderado avance en los resultados operativos y un fuerte crecimiento en la utilidad neta, impulsado por ganancias cambiarias , anticipó Santander. Entre julio y septiembre, el peso se apreció alrededor de 4%, que se compara con la depreciación de casi 18% del mismo trimestre del año pasado.

SEMANA MIXTA PARA WALL STREET

Los mercados accionarios en Estados Unidos culminaron la semana con movimientos mixtos, destacando la fuerte caída del índice tecnológico Nasdaq ante los malos reportes trimestrales para las firmas del sector.

El Nasdaq cedió 1.26%, mientras que el Dow Jones y el S&P acumularon rendimientos semanales de 0.11 y 0.32%, respectivamente.