El descenso general de los mercados arrastró también a la bolsa mexicana, que rompió en la jornada el soporte técnico clave de 35,000 puntos por primera vez desde octubre.

"El IPC no puede contar con recuperación, la señal sigue siendo débil y mantiene un soporte en 35,000 puntos, aunque todo indica que no es tan firme. Sigue siendo injustificado el castigo, México sigue creciendo y no tiene presiones de inflación", comentó la operadora de fondos Actinver en un reporte.

El principal índice bursátil, el IPC, bajó 0.33% a 35,045.14 puntos, con un volumen de 183.3 millones de acciones negociadas, inferior a promedio de mercado.

Las acciones del banco mexicano Inbursa, controlado por el magnate Carlos Slim, perdieron 3.24% y cerraron a 57.01 pesos.

Los títulos del gigante mexicano de telefonía fija e internet Telmex perdieron 0.27%, a 10.92 pesos, tras avanzar casi 5% en la sesión previa. En tanto, los papeles del conglomerado mexicano Alfa cayeron 2.81% a 161.98 pesos.

"Creo que el IPC está demasiado castigado y puede tener un pequeño rebote a la alza. Sin embargo, se siente venta de portafolios, parecería salida de extranjeros y creo que es lo que lo ha tenido castigado", comentó Alfredo González, director de la firma Stock & Price.

Con respecto a su cierre de la semana previa, el mercado perdió 0.47%, en el año acumula un descenso de 9.09 por ciento.