Por primera vez en la historia, el S&P/BMV IPC —principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores— tuvo un rendimiento de apenas 17% de junio del 2012 al día de ayer.

Con lo anterior, el índice puso fin a tres sexenios con rendimientos superiores a 100 por ciento. Incluso, entre junio de 1988 y julio de 1994, el IPC —como se le conocía— llegó a marcar un incremento de 1,113 por ciento.

Temas internos y externos impactaron en el índice accionario.

La volatilidad en el precio del petróleo y, en épocas más recientes, la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos y la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) frenaron al índice, explicó Carlos Contreras, asesor en estrategias de inversión y fundador de cafedeltrader.com.

El petróleo pasó de niveles de 115 dólares, a mediados del 2014, hasta tocar mínimos de 26 dólares, en el caso del WTI, y de hasta 18.90 dólares para la mezcla mexicana.

Pese a que se han recuperado los precios (el WTI cotiza en 73 dólares y la mezcla mexicana en 67 dólares por barril), se mantienen lejos de sus máximos históricos del 2014.

Trump y TLCAN, los impactos

En noviembre del 2016, Donald Trump ganó las elecciones presidenciales de Estados Unidos contra todo pronóstico. En campaña, Trump fue claro sobre la relación que quería con México; una de las propuestas estrellas del republicano es construir un muro en toda la frontera con México.

Una vez que Trump ganó las elecciones, el S&P/BMV IPC retrocedió 8.47% en ocho sesiones y marcó caídas diarias de 4.57 por ciento.

Las constantes amenazas hacia México y la incertidumbre que provocaron, llevaron al índice a una minusvalía de 5.61% en noviembre 2016, su peor mes desde septiembre del 2009.

Una vez que asumió la presidencia Trump, sus posiciones menos agresivas hacia México permitieron al índice marcar 19 máximos históricos en el 2017 y llegar hasta 51,713.38 puntos (el 25 de julio), pero la suerte cambiaría. El presidente de Estados Unidos puso al TLCAN en renegociación. La noticia llevó al índice mexicano de 51,700 a 44,647.37 unidades.

Más presiones

La Reserva Federal y el temor a una guerra comercial presionaron a los índices (incluido el mexicano) en la primera mitad del año, explicó Cipactli Jiménez, analista bursátil.

La tormenta no termina y la volatilidad ha aumentado, teniendo de un lado un mercado temeroso de una crisis en medio de números poco alentadores por parte de las potencias, una guerra comercial en puerta y resultados trimestrales más demandantes en contraposición a estos sucesos, agregó Jiménez.


mario.calixto@eleconomista.mx