El mercado accionario mexicano tiene un panorama complejo hacia el fin de año, pues el promedio entre 15 instituciones financieras es que el S&P/BMV IPC termine en 39,842.93 puntos, un alza de 4.17% desde los 38,245.86 actuales, sin embargo, la tasa promedio mensual de crecimiento del referencial mexicano este año es de apenas 1.3 por ciento.

Luis Alvarado, analista de Banco Base, que prevé que el IPC cierre en 39,500 puntos, dijo que su pronóstico es conservador y cercano al nivel actual del índice. “A principios de junio se estabilizó en un canal horizontal, esperamos que se mantenga ahí hacia el cierre del año”.

Puntualizó que en general la temporada de reportes trimestrales ha sido mejor a lo esperado, lo que podría presionar al IPC al alza, pero continúan viendo mucho sentimiento negativo en los mercados de capitales por las elecciones en Estados Unidos, y los rebrotes de Covid-19.

“Se podrían ver algunos rallys bajistas (en el 4T20), pero todo dentro de un canal horizontal”, abundó.

Este año la institución financiera realizó un único ajuste hacia finales de abril, el pronóstico actual considera que no es muy optimista, pero se ha ido consolidando desde dicha fecha.

Amin Vera, director de Análisis Eeconómico de BWC es más optimista, pues dijo que podría haber un rebote técnico importante por lo que han tomado posiciones para los clientes de perfil agresivo en México.

Según la última encuesta de Reuters y las casas de Bolsa, Oxford Economics prevé que el IPC finalice en 37,507 puntos, Invex en 37,700 enteros y Banorte y Bursanálisis en 38,000 puntos.

Asimismo, SNX piensa que el IPC cierre el 2020 en 39,450 puntos, Generali Investments en 39,455, Black Wallstreet Capital y Ve por Más en 40,000 enteros, CIBanco en 40,200, Dai-ichi Life Research Institute en 40,280, Intecam en 41,052 puntos, Capital Economics en 41,400 enteros, Monex en 41,500 enteros y Metanálisis en 43,600 unidades.

claudia.tejeda@eleconomista.mx