México D.F. - La bolsa mexicana terminó estable este jueves tras una sesión de pocos negocios debido a la cautela por la falta de acuerdos en las negociaciones sobre la deuda de Grecia para evitar una moratoria, y a la espera de un reporte clave del empleo estadounidense.

Luego de tres sesiones consecutivas de ganancias, el principal índice accionario local, el IPC, cerró en 37,711 puntos, apenas 1.51 unidades por arriba de su cierre previo, aunque durante la mañana llegó a subir 0.38% y luego llegó a hundirse 0.27 por ciento.

En el mercado local, los papeles del gigante de medios Televisa impulsaron las bajas, tras un desfavorable fallo del regulador antimonopolios, mientras que los títulos de Cemex se dispararon luego de la divulgación de su reporte del cuarto trimestre de 2011.

"Afortunadamente el IPC ha podido superar la prueba de fuego y ha confirmado el rompimiento con volumen de los 37,700 puntos, con lo que vislumbra nuevamente la región de los máximos históricos", comentó Roberto Galván, analista de Actinver.

Cemex dijo este jueves que espera que sus volúmenes consolidados de venta de cemento crezcan en el 2012 2%, y que confía en cumplir con sus obligaciones financieras de este año. Además, reportó una pérdida menor a la esperada.

La última vez que la bolsa local cerró sin cambios respecto de su cierre de la jornada anterior fue el 8 de abril del 2011, cuanto terminó la sesión en 37,471 puntos.

ros