La bolsa en México cerró estable este jueves, luego de que la falta de indicios sobre nuevos estímulos monetarios en Estados Unidos y una rebaja de la nota crediticia de España evaporaron el entusiasmo que generó un sorpresivo recorte de tasas de interés en China.

El principal índice bursátil local, el IPC, cayó un marginal 0.07% a 37,247.34 puntos, luego de subir en sus primeras operaciones casi 1 por ciento.

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, ofreció pocas pistas de que se avecine un estímulo monetario pese a que aseguró que el banco central estadounidense está preparado para proteger a la economía si los problemas financieros se acumulan.

En tanto, la agencia Fitch rebajó la calificación de la deuda española en tres escalones, a "BBB", y sugirió que podría bajarla incluso más al poner el panorama de la nota en negativo, debido entre otras cuestiones a que calcula mayores necesidades de capital para sus bancos.

"El recorte de tasas en China empujó en la apertura al alza a los mercados a nivel internacional. Bernanke provocó la aparición de los vendedores", comentó Alejandro Pavón, director de ventas y operación de Interbolsa Securities en Miami.

En sus primeras operaciones el mercado accionario logró subir casi 1%, para luego desinflarse, tras los comentarios del banquero central.

"Se incrementó la presión vendedora después de que Fitch rebajara la calificación de la deuda española", agregó Pavón.

Los títulos de Wal-Mart de México (Walmex), la mayor cadena minorista del país, cayeron 1.25%, a 34.88 pesos.

En tanto, las acciones de América Móvil, las de mayor peso en la plaza, bajaron 0.42%, a 16.47 pesos.

ros