La bolsa de México subió este viernes a su mejor nivel desde fines de abril, gracias al repunte del sector manufacturero de Estados Unidos, el mayor consumidor mundial de fabricaciones mexicanas.

El ritmo de crecimiento del sector manufacturero de Estados Unidos se incrementó en junio por primera vez en cuatro meses, en una señal de optimismo para la vacilante economía del país, según mostró un reporte de la industria.

La bolsa de México, contagiada del entusiasmo generado por el dato económico, logró cerrar su mejor semana desde diciembre del 2009.

Además, su principal índice, el IPC, avanzó 0.66%, a 36.800 puntos, su más alto nivel de cierre desde fines de abril.

"El ISM manufacturero es un indicador para México (...) La conclusión es que la recuperación en México continuaría y con esto continuaría la mejora en los sectores de consumo doméstico", comentó Jaime Aguilera, director de estrategia bursátil de HSBC.

México envía a Estados Unidos alrededor de 80% de sus exportaciones, la mayoría de las cuales son insumos y productos manufacturados, estableciendo una fuerte correlación entre las industrias de ambos países.

La bolsa logró en la semana un rendimiento de 4.11%, algo no visto en casi 20 meses, pero aún acumula en el año una pérdida de 4.54 por ciento.

Las alzas de este viernes estuvieron encabezadas por las acciones de Femsa, el gigantesco productor de bebidas, que subieron 2.75%, a 79.93 pesos.

Por su parte, los títulos de Wal-Mart de México (Walmex), la mayor minorista del país, avanzaron 0.72%, a 34.94 pesos.

"La perspectiva de mediano plazo se conserva optimista y hemos revisado nuestro objetivo del área de análisis para el IPC en el 2011 hacia las 41,500 unidades como cierre anual", comentó Roberto Galván, analista técnico de la firma Actinver.