La bolsa mexicana subió el viernes 0.22%, tras una jornada volátil marcada por un alza global en los precios de las materias primas y la divulgación de cifras mixtas de la economía estadounidense, mientras que el peso avanzó por la debilidad del dólar.

El principal índice bursátil, el IPC, terminó la jornada en 35,819.20 puntos.

"Sigo viendo ciertas presiones a la baja, pero lo que sucede es que formamos un piso muy importante, allí en los 35,000-34,800 puntos", dijo Jaime Aguilera, director de estrategia bursátil de HSBC.

El cobre tocó un máximo de tres semanas el viernes ya que la debilidad del dólar y la firmeza de las acciones compensaron el efecto negativo en la demanda provocado por débiles datos económicos en Estados Unidos, y antes de un feriado en ese país el lunes.

A su vez, los precios del oro subieron dado que las preocupaciones por la crisis de la deuda griega provocaban compras de inversores que buscan un refugio.

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios de Estados Unidos dijo que su índice de ventas pendientes de casas usadas cayó 11.6% en abril para marcar 81.9, mientras que el gasto del consumidor estadounidense subió modestamente en abril, iniciando el segundo trimestre de manera moderada.

Las acciones de la cementera Cemex lideraron las alzas y cerraron con una ganancia de 0.92%, a 9.83 pesos, mientras que las de la productora de pan Bimbo ascendieron 1.27%, a 27.09 pesos.

Ayudadas por la fortaleza del cobre, las acciones de la minera Grupo México ganaron 0.68%, a 41.65 pesos.

"Hoy en particular las noticias que se dieron a conocer fueron mixtas (...). El que decepcionó fue el sector inmobiliario, pero al final estamos viendo que el mercado no está reaccionando tan mal", comentó Eduardo Ávila, subdirector de análisis del grupo Monex.

En Wall Street, el promedio industrial Dow Jones subió 0.31 por ciento.

El índice compuesto Nasdaq repuntó 0.50 por ciento.