La bolsa de México cayó este miércoles 0.84%, por un nuevo y vertiginoso descenso de las materias primas, y en medio de la incertidumbre en torno a un paquete de rescate financiero para la endeudada Grecia.

El principal índice bursátil IPC cerró en 35,380.53 puntos, afectado también por un alza mayor a la esperada en el déficit comercial de Estados Unidos, el principal comprador de exportaciones mexicanas.

La producción industrial de China se desaceleró mucho más de lo esperado en abril, sugiriendo que la segunda economía del mundo se enfría y alimentando temores a una baja en su voraz apetito por materias primas.

"La incertidumbre del problema de deuda de Grecia vuelve a generar nerviosismo, a eso le añadimos datos de China, precio del petróleo y cifras en Estados Unidos. No hay un catalizador que la impulse a retomar las ganancias que traía en las dos últimas jornadas", comentó un operador.

Mineras como Grupo México cayeron debido a que el precio del cobre cerró en su menor nivel desde diciembre, lo que llevó a sus acciones a perder 2.84%, a 37.70 pesos.

En tanto, los títulos de Peñoles, propietaria de la minera Fresnillo -una de los mayores productores de plata del mundo-, cayeron 3.69% a 401.79 pesos.

Las acciones de Wal-Mart de México (Walmex), la mayor cadena minorista del país, descendieron 1.73% a 34.17 pesos.

"Consideramos que para el IPC todavía tenemos posibilidades de ver el alza en el corto plazo. Sin embargo, insistimos que el escenario de los próximos dos o tres meses es de movimientos laterales acompañados de intensa volatilidad", estimó Banorte-Ixe en un reporte.