La bolsa mexicana retrocedió este viernes, al cierre de una semana carente de noticias o datos capaces de impulsar la ruptura de los máximos de mediano plazo que alcanzaron en jornadas previas.

El retroceso del mercado accionario fue presionado por las acciones de la cementera Cemex y la farmacéutica Genomma Lab, en un mercado cauteloso hasta tener nuevas señales sobre la problemática financiera de Europa.

El principal índice bursátil, el IPC, cayó 0.22% y se ubicó en 37,945.22 puntos, debido también a una toma de utilidades tras ganancias acumuladas.

Con respecto al cierre de la semana previa, el mercado presentó una ganancia marginal de 0.08%, pero acumula un avance de 2.34% en lo que va del año.

"Los mercados han tenido alzas bastantes fuertes y la toma de utilidades podría ser algo más frecuente", comentó Eduardo Avila, director de análisis del grupo financiero Monex.

El IPC tocó la semana pasada un máximo intradía de 38,413.19 puntos, su mejor nivel en más de un año, dando paso posteriormente a un proceso de repliegue y estabilización.

En el mercado local, los títulos de Cemex, una de las mayores cementeras del mundo, cayeron 6.71%, a 9.45 pesos, tras sumar en lo que va del año un avance superior a 35 por ciento.

Por su parte, las acciones de la farmacéutica Genomma Lab se desplomaron 7.25%, a 23.41 pesos.

"El IPC encuentra resistencia en superar el (nivel) psicológico de los 38,000 puntos, pero continúa tocando a la puerta de nuevas marcas históricas que podrían observarse en breve", comentó, por su parte, Roberto Galván, analista de la operadora de fondos Actinver.

ros