La bolsa mexicana cayó este lunes, en línea con los mercados externos, ante renovadas preocupaciones por la crisis de deuda en la periferia de la zona euro y una rebaja en el panorama crediticio de Italia.

El principal índice bursátil, el IPC, perdió 0.24%, a 35,215.02 puntos, con un volumen de 193 millones de acciones negociadas, ligeramente inferior a promedio de mercado.

Las acciones del mexicano Grupo Televisa cerraron con una baja de 1.46% a 54.07 pesos, mientras que las de Telmex restaron 1.87% a 11.01 pesos.

Contrario al mercado, el sector aeropuertos subió luego de que el Gobierno declaró desierta la licitación para la construcción y operación del aeropuerto de la Riviera Maya, en el Caribe mexicano, luego de que los consorcios participantes en el proceso no cumplieron con los requerimientos.

Entre los interesados están Asur, operador de nueve aeropuertos en el sureste mexicano, y sus títulos subieron 4.71%, a 69.77 pesos, mientras que GAP ganaron 1.11%, a 48.18 pesos.

"El rezago que tiene el mercado mexicano comienza a ser injustificado, por ende creemos que las compras de oportunidades se asoman", comentó Banorte-Ixe en un reporte.

En las últimas operaciones, el mercado accionario moderó su baja, luego de caer hasta 1.16% en la jornada, en 34,890.55 puntos, rompiendo el soporte de las 35,000 unidades

En Wall Street, el promedio industrial Dow Jones cayó 1.05 por ciento.

El índice compuesto Nasdaq perdió 1.58 por ciento.