La bolsa mexicana extendió este lunes sus ganancias de las últimas sesiones, impulsada por datos mejores a lo esperado para el crecimiento de los sectores manufactureros de China y Estados Unidos que animaron a los inversionistas globales.

En una de sus cinco mejores jornadas del año, pese al bajo volumen de negocios, el referencial índice accionario IPC avanzó 0.98% a 39,908.54 puntos, marcando un nuevo máximo histórico de cierre.

La bolsa acumula un rendimiento de 2.7 por ciento en los últimos tres días.

A primera hora se conoció que el sector de la manufactura en la zona euro se contrajo por octavo mes consecutivo en marzo, sumándose a las señales de que el bloque ya se encuentra en recesión.

"Luego de presentar pérdidas durante el inicio de la jornada por el registro negativo del PMI de manufacturas de la eurozona, España, Francia y Alemania, los mercados accionarios muestran utilidades importantes impulsados por el mayor crecimiento al esperado en el ISM de manufacturas en Estados Unidos", dijo Monex en un reporte.

Un dato alentador sobre el ritmo de crecimiento de la actividad manufacturera de Estados Unidos, principal socio comercial de México, además de la fortaleza del PMI en China, llevó a los mercados con cierto riesgo a presentar ganancias generalizadas.

El estadounidense Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM por sus siglas en inglés) dijo que su Indice de Gerentes de Compra (PMI) subió a 53.4 en marzo desde 52.4 en febrero, superando el pronóstico de un alza a 53.0 puntos.

Por su parte, el dato oficial de gerentes de compras (PMI) subió en marzo a 53.1 puntos, su máximo nivel en 11 meses, superando largamente la proyección de 50.5 unidades de los analistas.

ros