Las acciones de Infraestructura Energética Nova (IEnova) y Grupo Carso tomaron un nuevo impulso en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), gracias al acuerdo que ambas empresas alcanzaron con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Con este acuerdo se borran seis meses de disputas, las cuales se acentuaron cuando la empresa eléctrica del Estado emprendió un proceso de arbitraje internacional para demandar la nulidad de ciertas cláusulas en el contrato de servicios de los gasoductos Marino Sur de Texas-Tuxpan y Samalayuca-Sásabe, que poseen IEnova y Grupo Carso, respectivamente.

La noticia fue tomada positivamente por el mercado e inyectó mayor certidumbre hacia ambas empresas, lo que se reflejó en un repunte en la cotización de sus acciones en la BMV.

Con el avance de las acciones de las emisoras lograron recuperar algo de las caídas provocadas por el desacuerdo que inició el 11 de febrero pasado, cuando el gobierno federal calificó de “leoninos” los contratos de servicio de gasoductos propiedad de IEnova, Grupo Carso, y acusó que contenían cláusulas, en su mayoría, abusivas, lo que perjudicó a la CFE.

Durante estos poco más de seis meses los papeles de IEnova han ganado 6.60%, a 76.75 desde 72 pesos. Sus acciones subieron 1.96 por ciento.

Contrariamente, los de Grupo Carso acumulan desde el 11 de febrero una caída de 25.60%, a 53.80 desde 72.31 pesos. Avanzaron 2.11 por ciento.

Todos ganan

“El alza de ambas empresas en Bolsa se vio impulsada por la noticia del acuerdo entre CFE y las empresas constructoras de gasoductos, ya que ambas tienen proyectos que ayudarán a garantizar el abasto de gas en México”, consideró Alejandra Vargas, analista bursátil de Ve por Más (BX+).

Dijo que el acuerdo favoreció tanto para IEnova y GCarso como para la CFE porque establecieorn tarifas fijas.

Vargas descartó algún impacto negativo para los resultados financieros de ambas emisoras.

El primer ducto que iniciará operaciones será el Marino Sur de Texas-Tuxpan, bajo la concesión de IEnova.

Pablo Monsiváis, analista de Barclays, estimó en un análisis de hace unos meses que con el gasoducto Texas-Tuxpan IEnova generaría 124 millones de dólares de EBITDA ajustado al año.

IEnova tiene una participación de 40% en el proyecto y TC Energy Corporation (antes TransCanada) 60 por ciento. El contrato de servicios de transporte de gas natural se pactó a 25 años con la CFE.

La construcción del Gasoducto Marino Sur de Texas-Tuxpan terminó el 11 de junio y se prevé comience a operar en la primer semana de septiembre. Dicho ducto de 772 kilómetros tiene capacidad para transportar 2,600 millones de pies cúbicos de gas natural al día, y se espera que incremente en 40% la capacidad actual de importación de gas natural de México. La inversión fue por 2,500 millones de dólares.

El gasoducto Samalayuca-Sásabe, de GCarso, corre entre Chihuahua y Sonora y  tendrá capacidad para transportar hasta 472 millones de pies cúbicos diarios de gas natural. Sin embargo, se desconocen la fecha para su arranque, explicó la analista de BX+.

Dentro del acuerdo se menciona que la CFE tendrá un ahorro de 4,500 millones de dólares, en la duración de los contratos.

Alejandra Vargas dijo que “el beneficio para las emisoras podría reflejarse desde los primeros trimestres de operación, pues por el nuevo modelo de tarifas fijas los primeros años tendrán mayores ganancias a las estimadas”.

Añadió que es posible considerar un mejor desempeño para los resultados de las emisoras en los siguientes trimestres, lo que se podría reflejarse en el precio de las acciones en Bolsa.

Pero se debe considerar que el panorama sigue reflejando un menor crecimiento económico, por lo que se podrían posponer algunos proyectos.

Por otro lado, la baja en tasas y un plan de egresos con nuevos proyectos daría un mejor escenario al sector.

El11 de febrero, cuando el gobierno señaló que los contratos con dichas empresas generaban daños al erario, las acciones de IEnova cayeron 4.72% y las de GCarso 0.71 por ciento.

Sin embargo, las acciones de lEnova sucumbieron a la noticia del proceso de arbitraje internacional iniciado por la CFE en contra del contrato del gasoducto en cuestión el 26 de junio.

En dos días cayeron 9% en la BMV, equivalente a una pérdida de 11,152 millones de pesos en capitalización bursátil.

En el caso de Carso, la caída no fue tan pronunciada. Sus papeles perdieron 1.73% o 2,873 millones de pesos.

[email protected]