La compañía de infraestructura energética IEnova explicó que dadas las condiciones actuales del mercado prefirieron usar su efectivo en recompra de acciones, que en pagar dividendos, distribución que este año avisó no realizará entre sus accionistas, según dijo Carlos Mauer Diaz, director de Finanzas de la compañía.

“Obviamente, la decisión de no pagar el dividendo también estuvo ligada a ... bueno, a toda la situación del mercado, condiciones económicas y todo, pero sí, nosotros, al final, creo que desde una perspectiva de asignación de capital, es nuestra opinión que tiene mucho sentido recomprar nuestras acciones”, expresó el directivo.

Hasta ayer 22 de octubre, la emisora ha comprado 231 millones de dólares en alrededor de 96 millones de acciones propias, las cuales planean cancelar en la siguiente reunión con accionistas.

“Ya hicimos una compra de un monto significativo. Así que pensamos que es un buen momento para cancelar esas acciones y después ver hacia adelante hacia los siguientes pasos, como dije, según las condiciones del mercado y otros factores”, explicó Carlos Maurer.

El directivo reiteró que sobre más recompras de acciones, dependerá de las situaciones del mercado.

Recordó que tienen un programa de recompra de 500 millones de dólares. “en el futuro, dependerá un poco de las condiciones del mercado y otros desarrollos”, aseveró.

Agregó sobre este programa que consideran es una muy buena forma de asignar su capital y devolver valor a sus accionistas.

claudia.tejeda@eleconomista.mx