Infraestructura Energética Nova (IEnova) diversificará este año su cartera de proyectos y clientes hacia negocios de desarrollo de infraestructura para almacenamiento y transporte de productos refinados y petroquímicos, así como en venta y generación de electricidad a empresas.

Respecto a su negocio de venta de electricidad lo hará mediante las operaciones Ventika, un parque eólico ubicado en Nuevo León que adquirió en 2016, que tiene como clientes a empresas.

La reforma energética nos da la oportunidad de desarrollar proyectos que no están necesariamente vinculados ni a Petróleos Mexicanos (Pemex), ni a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y no necesariamente están vinculados a licitaciones y a actividades que previo a la reforma energética no podíamos realizar , aseguró Tania Ortiz, vicepresidenta de Desarrollo de la empresa.

Follow-on

Tras el timbrazo realizado en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), con motivo de su oferta pública global subsecuente de acciones por 30,400 millones de pesos realizada en octubre, Ortiz explicó que su actividad es desarrollar infraestructura energética en México para proveer servicios a Pemex y a la CFE y ahora al mercado de los privados que les abre relevantes oportunidades de negocio.

Para este año, IEnova buscará participar en la licitación para desarrollar un proyecto de transmisión eléctrica que va de Oaxaca al centro del país, con un valor de más de 1,000 millones de dólares.

Es una licitación de la CFE: se publicaron las prebases y esperemos que se publiquen las bases para participar , dijo la vicepresidenta de Desarrollo de la empresa.

Añadió que además participarán en las próximas licitaciones sobre las subastas de energías renovables de la CFE , al tiempo que recordó que en la segunda subasta eléctrica convocada por la Secretaría de Energía ganaron dos proyectos de energía solar que comprenderán una inversión de 150 millones de dólares.

Arturo Infanzón, vicepresidente de Finanzas de la filial de la estadounidense Sempra Energy, aseguró que no ven riesgo para sus operaciones como resultado de medidas proteccionistas que podría llevar a cabo el presidente entrante de Estados Unidos, Donald Trump, por lo que siguen enfocados en sus inversiones.

Creemos que el sector energético en México va a seguir creciendo, independientemente de lo que pase en Estados Unidos con el ‘candidato’. Estamos enfocados en seguir invirtiendo , acotó.

judith.santiago@eleconomista.mx