El anuncio de la revisión de los contratos que tiene la Comisión Federal de Electricidad (CFE) con Infraestructura Energética Nova (IEnova) presionará en el corto plazo el precio de los títulos de la firma, que acumula en el último par de días una caída de 6.8% en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

“Los inversionistas siguen queriendo vender los títulos de la emisora, pensando que puede salir algún otro comentario por parte del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, con algo más de fondo, y que ya vengan ciertas medidas. Muchos de los inversionistas han preferido vender las acciones que tienen, pensando que ahora tienen mucho ruido”, explicó Guillermo Delgado, director de Operaciones en la consultora Black Wallstreet Capital México.

Ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador comentó que buscará renegociar con IEnova, Carso y TransCanada el pago que realiza el gobierno por gasoductos que no están en operación, específicamente por la cláusula de fuerza mayor.

Desde el cierre del viernes 8 de febrero, la emisora ha perdido 7,900 millones de pesos en valor de capitalización, al pasar de 115,926.2 millones de pesos a 108,026 millones de pesos al finalizar la jornada bursátil del martes.

Fuertes inversiones

IEnova es subsidiaria de la estadounidense Sempra Energy, a través de la cual desarrolla, construye y opera infraestructura de energía en México. Tiene 900 empleados y tiene invertido en el país alrededor de 7,600 millones de dólares.

Los papeles de la empresa se cotizaron el martes en 70.42 pesos en la BMV, y tuvieron una caída de 2.19% respecto al cierre previo.

El lunes, los títulos de la firma cerraron la jornada en 72 pesos por unidad, una caída de 4.72 por ciento.

“Ayer se ajustó más de 4%, aunque creo que es temporal. No considero que tenga un impacto más profundo. Yo creo que ya está más que asimilado por el mercado”, dijo Heriberto Sandoval, asesor en Inversiones.

Los analistas de Actinver y Citibanamex estimaron que los ingresos por el gasoducto en cuestión tienen poco peso en los ingresos y EBITDA de la empresa.

“Estimamos que la sección del gasoducto Sonora de IEnova que cobra bajo condiciones de fuerza mayor representa menos de 5% del EBITDA ajustado del 2018. A pesar del bajo impacto económico, las renegociaciones de contratos podrían incrementar la percepción del riesgo para IEnova”, afirmó el equipo de análisis de Citibanamex.

Alejandro Chavelas, analista senior de Actinver Casa de Bolsa, comentó que a nivel de ingresos, el gasoducto Sonora 2, con una extensión de 330 kilómetros, que no opera actualmente, y por el que se cobra una tarifa a la CFE, contribuye con 5 a 7% del indicador de la empresa.

Complejo

“Aunque seguimos viendo potencial de aumento de valor de IEnova, un posible impulso del precio de la acción sigue siendo complejo. La aparición de una percepción de riesgo desde un punto de vista regulatorio podría seguir pesando en el rendimiento de las acciones”, dijo Pedro Medeiros, analista de Citibanamex.

Guillermo Delgado agregó que por el momento no prevé un ajuste en el precio objetivo de la emisora, lo que sí podría pasar si hubiera una sanción por parte del gobierno federal en contra de la empresa.Delgado recordó que el lunes IEnova publicó un comunicado defendiendo sus contratos, lo que no logró calmar al mercado. “Seguimos pensando que traerá un poco de ruido en el corto plazo, tendríamos que ver un catalizador o que salga a desmentir con hechos estos comentarios para que vuelva a ser interesante para los inversionistas institucionales”, puntualizó.

[email protected]