Las automotrices Hyundai Motor y su socia Kia Motors están siendo investigadas en Estados Unidos para determinar si los llamados a revisión que procesaron fueron realizados apropiadamente, según fuentes y documentos a los que Reuters tuvo acceso.

Las acciones de la surcorerana bajaron este jueves ante el temor de que la indagación conlleve multas y más llamados a revisión, en momentos en que datos de la industria indican una fuerte caída en las ventas de autos en China en la primera quincena de noviembre, lectura que espantó más a inversores.

Hyundai y Kia, juntos el quinto mayor grupo automotriz del mundo, retiraron casi 1.7 millones de vehículos en el 2015 y 2017 en Estados Unidos, en uno de los mayores llamados a revisión registrados en el país, debido a una falla en el motor que incrementaba los riesgos de accidentes.

La fiscalía del distrito sur de Nueva York, parte del Departamento de Justicia de Estados Unidos, inició una investigación criminal, según dijo a Reuters una fuente con directo conocimiento del asunto.

Aún está por verse si la pesquisa dará pasó a acusaciones formales, añadió la fuente. Si se presentan cargos criminales, las automotrices podrían afrontar cuantiosas multas.

Hyundai y Kia ya están en dificultades por la debilidad de sus negocios en mercados clave, como China y Estados Unidos.

Datos de la industria china mostraron que las ventas minoristas de autos de pasajeros en el país se desplomaron en 32% en los primeros 16 días de este mes.

Las acciones de Hyundai perdieron 5% hasta tocar su menor nivel en nueve años, mientras que los papeles de Kia bajaron también un 5 por ciento.

erp