Un juez dijo el viernes que los pasivos de la constructora de viviendas Homex, que se encuentra negociando la reestructuración de su deuda, ascienden a 192,423 millones de pesos (13,198 millones de dólares), un monto de casi seis veces sus activos.

El tribunal, que el año pasado otorgó su protección a Homex para que renegocie su deuda bajo un proceso conocido como concurso mercantil, dictó una primera sentencia en donde reconoce a 12,295 acreedores de la compañía el monto de los pasivos y el grado de prelación.

Entre los acreedores de la constructora, el juez reconoce a fondos de inversión, bancos, instituciones gubernamentales, proveedores y deuda intercompañías.

La deuda intercompañías -pasivos entre subsidiarias y la controladora- se usa normalmente en el proceso para respaldar el plan de reestructuración que todavía debe ser aprobado por el juez.

El monto de los pasivos reconocidos es también superior a los 33,212 millones de pesos que la compañía ha dicho busca reestructurar, principalmente a través de una capitalización.