Las ventas de cerveza de Heineken crecieron en el 2016, apoyadas en el buen desempeño de los mercados de Asia y México, lo que generó ganancias superiores a lo esperado y puso a la segunda cervecera más grande del mundo en camino a lograr mejores márgenes este año.

La fabricante de marcas como Tecate, Sol y Heineken, la cerveza de mayor venta en Europa, registró un incremento de 3% en sus ventas del 2016, con Asia como principal motor.

Las ventas crecieron también en Francia, Polonia, España y México, pero disminuyeron en Nigeria, uno de los cuatro mayores mercados del grupo. Además, se vio un descenso en la República Democrática del Congo y Rusia.

El presidente ejecutivo, Jean-François van Boxmeer, dijo que la expansión de los márgenes estaría en línea con el objetivo de 40 puntos básicos, sin contar grandes eventos económicos y políticos imprevistos ni el impacto de las últimas adquisiciones en Brasil y Gran Bretaña.

Sin embargo, algunos inversionistas temen que a la cervecera le sea difícil lograr su meta de márgenes de mediano plazo en 2017 luego de su mejora de 54 puntos del 2016.

Incertidumbre futura

Un factor que suma incertidumbre es el impacto que tendrán las políticas del gobierno de Donald Trump respecto a México, el mayor mercado de Heineken.

El presidente estadounidense ha hablado sobre imponer aranceles a las importaciones de su vecino del sur, pero Van Boxmeer dijo que por el momento no existen esas legislaciones .

La ganancia operativa de la empresa creció 9.9%, según bases comparables, el año pasado. La cifra se compara con un pronóstico promedio de 3,510 millones de euros.

Los títulos de Heineken ganaron 3.67%, uno de los títulos con la mejor actuación en el índice FTSEurofirst 300 de acciones europeas líderes.