El modelo de infraestructura educativa que promueve el gobierno federal puede ser una gran oportunidad para un fibra especializado en el sector, destacó Raúl Martínez Solares.

De acuerdo con el nuevo director general de Fibra Educa, existirán oportunidades, ya que Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, anunció que se construirán 100 universidades públicas en todo el país, con una inversión estimada de alrededor de 1,000 millones de pesos.

“Si el gobierno quiere avanzar rápidamente, la posibilidad de participar en un fibra orientado a la educación permitirá acelerar la construcción de la infraestructura. Será una buena oportunidad”, dijo.

Fibra Educa recaudó con su Oferta Pública Inicial (OPI), en la Bolsa Mexicana de Valores, 9,430 millones de pesos y fue reconocido por el mercado como el primer fideicomiso del sector educativo.

El patrocinador inicial del fibra es Nacer Global, dueño del periódico El Economista y de 13 marcas privadas de universidades y centros educativos, entre ellas Universidad ICEL, Universidad Victoria, Universidad Lamar, y el centro de idiomas Quick Learning.

La matrícula es de más de 250,000 estudiantes y más de 7,000 docentes.

El fibra inició con un portafolio de 52 propiedades educativas que incluyen centros educativos y en menor medida oficinas, que suman un área bruta rentable de 353,179 metros cuadrados. Con los recursos de la OPI seguirá su expansión.

De compras

Raúl Martínez, quien fue director general de Grupo Nacer Global y de Mexicana de Becas, habló de sus planes para el próximo año. Destacó que anunciará la compra del primer portafolio de propiedades.

Para el próximo año prevé concretar la primera adquisición de una parte de un portafolio de 37 propiedades educativas, luego de su debut en la BMV a finales de junio pasado.

El directivo explicó que Fibra Educa podrá crecer más rápido que la economía de México, aun en un entorno complicado y de los cambios asociados al inicio de una nueva administración federal.

“Estamos en busca de las mejores oportunidades para los inversionistas. Estamos seleccionando aquellos inmuebles que resulten con más atractivo para el fibra y generen mayor valor”, subrayó el directivo que este 13 de diciembre asumió la dirección general del fideicomiso de inversión en bienes raíces (fibra).

Raúl Martínez explicó que se enfocarán en conseguir el grado de inversión, por parte de las calificadoras, atraer más inversionistas, así como integrarse al Índice de Fibras (S&P/BMV Fibras) de la BMV, que mide el desempeño de dichos instrumentos  y en donde se concentran a los fideicomisos inmobiliarios más bursátiles del sector. Cuestionado sobre el desarrollo de los fibras en el mercado mexicano, consideró que Fibra Educa es defensivo ante los vaivenes del mercado y el alza en las tasas de interés de referencia, que, cuando suben, causan que el precio de los certificados bursátiles de los fideicomisos inmobiliarios tiendan a caer por la comparación con otros instrumentos de renta fija como los bonos de gobierno de largo plazo.

“El sector educativo es defensivo porque lo que se ha visto en México es que particularmente los segmentos de costo medio y bajo, que es en donde se dirige la operación educativa de los inmuebles de Fibra Educa, son un sector que muestra condiciones de crecimiento y expansión permanente”, aseguró. Mencionó que en México hay espacio para que el negocio de educación privada siga expandiéndose, sobre todo al ver que el acceso a este nivel educativo apenas es de alrededor de 24%, mientras que en países de la OCDE el promedio alcanza 36 por ciento.

El directivo dijo que, ante la reducida capacidad que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) tiene para crecer la matrícula y la reducción de 6% en su presupuesto para el 2019, se ve imposible que atienda la demanda.

“Esto genera una oportunidad entre los jóvenes que busca opciones de educación privada de bajo costo las condiciones que les permitan enfrentar los retos del mundo laboral”; detalló Raúl Martínez.

Destacó que Fibra Educa se enfoca en arrendar sus inmuebles a marcas educativas que mantengan modelos educativos que se vayan adaptando a las tendencias actuales y futuras, como por ejemplo, en materia de inteligencia artificial.

“En Fibra Educa es importante que tengamos una visión siempre atenta a que aquellas marcas educativas que sean nuestros inquilinos estén con esta visión de educación del futuro para garantizar la estabilidad tanto de los inquilinos y, en este sentido, garantizar la estabilidad de los ingresos y el crecimiento futuro de la Fibra para sus inversionista”, enfatizó.

Fibra Educa tiene un gobierno corporativo independiente que hace más transparente al vehículo y que garantiza que cuidará de los interés de sus inversionistas.

¿Quién es Raúl Martínez Solares?

El nuevo director de Fibra Educa tiene experiencia tanto en el sector educativo como en el financiero en México.

Con una maestría en Administración, por el Instituto Tecnológico Autónomo de México, y estudios de Econometría, ha ocupado diversos cargos dentro del sector público en las secretarías de Gobernación y de Hacienda y Crédito Público.

Dentro del sector financiero, en Afore XXI fue responsable de distintas áreas como la subdirección de ventas, así como la dirección comercial y de mercadotecnia. Ha sido también director comercial y posteriormente director general de Mexicana de Becas, fondo de ahorro educativo, fideicomiso de fomento al ahorro para la educación con más de 2,700 millones de pesos administrados.

Fue director general de Grupo Nacer Global participando los procesos de compra y venta de activos y operación educativa para dicho grupo.

Es profesor de la Facultad Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México, articulista semanal en el periódico El Economista y especialista y conferencistas en temas de economía conductual financieros y de cambios demográficos y económicos.

Martínez Solares es miembro de la American Economic Association y ha sido integrante de comités de inversiones de empresas financieras.

[email protected]