El deterioro en los fundamentales de México a raíz de la crisis provocada por el Covid-19 ha provocado que se registren salidas de capitales tanto en el mercado de deuda gubernamental como en la renta variable local.

“En el mercado de valores gubernamentales vimos una salida de capitales que al 5 de mayo el saldo se ubicó en 1.89 billones de pesos, una disminución aproximadamente de 314,000 millones de pesos desde el 21 de febrero, y esta salida de capitales se concentra principalmente en instrumentos de largo plazo”, dijo Jesús López, subdirector de Análisis Económico de Banco Base en conferencia de prensa.

Considerando los promedios móviles a 30 días de los flujos diarios, el analista comentó que el movimiento alcanzó su peor nivel en cerca de 8,000 millones de pesos diarios durante la primera mitad de abril. Para revertir esta tendencia, uno de los principales factores sería una mayor estabilidad en el tipo de cambio, aseguró Jesús López, así como una disminución en la percepción de riesgo sobre el país y mayor claridad en las perspectivas económicas, “que no es el caso en el corto plazo... difícilmente vamos a ver un regreso de capitales al país, al menos en el corto plazo”.

López señaló que en abril el saldo de la posición de no residentes en títulos de renta variable fue de 98,278.9 millones de dólares, el menor nivel desde 2009,  y 34% menos respecto al monto en enero de este año, en 150,928.5 millones de dólares.

“El grueso de esta salida ocurrió durante marzo y abril”, puntualizó el especialista bursátil.

claudia.tejeda@eleconomista.mx