Pertenecer a sectores con mal desempeño, así como problemas en su administración y finanzas, ha llevado a que 14 instrumentos del mercado de capitales de la Bolsa Mexicana de Valores valgan menos que un boleto del metro, es decir, que cotizan por debajo de los 5 pesos.

Las acciones de Homex se intercambian en 0.05 pesos, las de Grupo Famsa en 0.79 pesos, Ara en 2.58 pesos, Minera Frisco en 3.13 pesos, Gicsa en 3.50 pesos, Fibra Hotel 4.05 pesos, Axtel 4.11 pesos, Aeroméxico 4.80 pesos, CIE 4.85 pesos, Nemak 4.88 pesos y Radio Centro 4.90 pesos.

Los certificados fiduciarios bursátiles inmobiliarios (CBFI) de Fibra Hotel y Fibra HD, se intercambian en 4.49 y 4.96 pesos, respectivamente.

En el caso de Maxcom, no operó ayer 8 de julio, pero el martes finalizó en 1.27 pesos.

“Más allá del desempeño de la BMV el tema es el desempeño de las empresas. Cada una en lo individual ha estado cometiendo errores reiterados en su administración y consejo de gobierno, lo que ha repercutido en pérdida de valor”, dijo en entrevista Cipactli Jiménez, inversionista privado.

“Es una situación específica de las empresas. En el caso e Homex, el sector de vivienda tuvo muchos cambios con la administración anterior, las empresas cayeron en impago, requirieron una reestructura financiera, y  el precio refleja todo eso”, dijo Jacobo Rodríguez, director de Análisis Financiero de Black Wallstreet Capital.

La falta de valor no es un evento actual sino algo que han venido arrastrando desde hace tiempo, considera Jiménez y refiere que es sorprendente que empresas como TMM, Maxcom o Axtel sigan cotizando en Bolsa.

Agregó que, en medio del complicado panorama, es responsabilidad de las  propias encontrar formas de agregar valor a sus acciones. “Si al mal desempeño agregas un contexto desfavorable tienes caídas prolongadas en el precio”.

Otras, como Aeroméxico y Fibra Hotel, han sufrido por el brote vírico. Sus títulos tienen un precio bajo por estar expuestas a sectores impactados directamente por la pandemia.

La semana pasada Aeroméxico se acogió al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos  ante del desplome en sus operaciones por la crisis sanitaria.

“Se encuentran en un punto en que están siendo afectadas más por el Covid-19 y por ello podrían repuntar en cuanto haya una solución que termine el confinamiento”,  dijo el especialista bursátil independiente.

[email protected]