Para impulsar el desarrollo del mercado de valores mexicano hace falta promover la entrada a Bolsa de inversionistas individuales, manifestó el director general de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), José Oriol Bosch.

El pasado martes, el gobierno federal anunció el Programa de Impulso al Sector Financiero, con el que promoverá la inclusión bancaria y fortalecerá el mercado bursátil al incentivar el listado de más empresas en Bolsa y el préstamo de valores para aumentar la liquidez en las operaciones.

El directivo advirtió que sí hay interés entre la población por invertir porque en el país hay alrededor de 500,000 cuentas en criptomonedas, que son inversiones más volátiles que en Bolsa, mientras que en el mercado de valores se reportan 263,687.

“Hay interés, pero tenemos que trabajar en la promoción para atraer a más inversionistas (...) El número registrado, sin considerar la parte institucional a través de las afores, es de los más bajos en el mundo”, destacó el directivo en conferencia con motivo de emisión del Certificado de Capital de Desarrollo de la inmobiliaria O’Donnell.

“Tenemos que seguir trabajando (junto con las autoridades, reguladores e instituciones financieras) para ver cómo podemos aprovechar el bono demográfico para tener a muchos más inversionistas y aprovechar a la gente joven y la tecnología”, agregó.

Más promoción

José Oriol Bosch dijo que también hace falta flexibilizar los requerimientos para abrir una cuenta bursátil porque hoy es complejo hacerlo, en cambio, abrir una cuenta de una criptomoneda es relativamente sencillo y rápido.

El directivo urgió aumentar la cultura bursátil y financiera entre las empresas, pues aún hay resistencia por el mercado de valores, dado el desconocimiento de los requisitos y costos de entrada, incluso de los productos que ofrece la Bolsa. El temor de perder el control de la empresa es otra barrera.

“El tema de transparencia, definitivamente, algunos emisores potenciales lo pueden ver como algo no positivo, pero es positivo porque al ser transparente el acceso y los niveles de financiamiento van a ser mucho más atractivos”, aseguró el directivo.

Reiteró que el Programa de Impulso al Sector Financiero va a ayudar al crecimiento del mercado, pero no es la fórmula mágica.

Aunque todavía están analizando el detalle del programa, de entrada destacó tres aspectos positivos. El primero es el mensaje positivo que envía a los inversionistas y a los mercados a nivel local y global.

Incentivos fiscales

José Oriol Bosch expuso que los incentivos fiscales ayudarán a aumentar el número de emisoras, sobre todo cuando después de una década, en el 2018 no hubo una Oferta Pública Inicial de acciones. Aunque en tubería hay una solicitud para una emisión accionaria.

Además, hay otras solicitudes para colocar Certificados de capital de Desarrollo, Certificados de Proyectos de Inversión, fibras inmobiliarios y fibras E (de energía e infraestructura).

“Estamos viendo que se está reactivando el mercado. El año pasado llegaron 40 empresas en total, aunque no hubo ofertas accionarias, acabamos por arriba del 2017 que veíamos difícil de superar”, explicó.

Finalmente, el préstamo de valores va a ayudar a aumentar la liquidez en el mercado.

Lo anterior es positivo porque el volumen operado se concentra en alrededor de 20 emisoras, calculó José Oriol Bosch.

La confianza está regresando

La confianza de los inversionistas está regresando al mercado financiero mexicano, sostuvo el director general de la BMV.

Las señales se pueden advertir en el repunte del principal índice bursátil mexicano (S&P/BMV IPC), que se ubica en alrededor de 43,668.95 puntos, cuando a finales del 2018 cayó a niveles de 40,000 enteros.

También se ha visto en la cotización del tipo de cambio y en las tasas de interés de los bonos de gobierno, puntualizó José Oriol Bosch.

En este sentido, se refirió que la confianza de los inversionistas se fortaleció con el Programa de Impulso al Sector Financiero, anunciado este martes por el gobierno federal.

El plan envía señales positivas a los inversionistas, pues son medidas que buscan una mayor inclusión financiera y fortalecer el mercado bursátil.

“La señal que se está mandando al mercado en donde se reconoce la importancia del sector financiero para el crecimiento y desarrollo económico es muy buena para el gran público inversionista y para los mercados a nivel local y global”, enfatizó el director general de la BMV.

“Creemos que este año se ve mucho mejor, agregó, con un inicio con mucha mayor estabilidad en los mercados financieros. Estamos viendo que se está resolviendo la guerra comercial que era una de las principales preocupaciones a nivel mundial. Estamos viendo a los inversionistas regresar a los mercados”.

En la última parte del 2018, reinó la volatilidad tanto en el mercado local como alrededor del mundo, debido a factores como la guerra comercial entre las principales economías del mundo.

Internamente por sucesos como el cambio y la transición de gobierno federal y la cancelación de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, esto último afectó la confianza de los inversionistas hacia el país.

“El 2018 fue un año complicado. La Bolsa tuvo una caída de 15%, pero estuvo muy en línea en lo que se vio en otros mercados globales, ahora no hubo excepción”, precisó el directivo.

[email protected]