La firma financiera Evercore, que participó en la estructuración del Fibra E de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), considera que habría más demanda para colocar este vehículo dentro de empresas del sector de infraestructura que de energía.

“En donde va a haber más actividad en número en fibras E va a ser más en infraestructura porque hay más proyectos estabilizados, generalmente, del sector privado y empresas del sector público que pueden auxiliar en las monetizaciones de los gobiernos”, dijo el director general de Evercore, Augusto Arellano.

Enfatizó que por la naturaleza de los fideicomisos de inversión en infraestructura y energía (Fibra E) serían más los emisores de infraestructura, puesto que en energía hay dos jugadores importantes que son la Comisión Federal de Electricidad y Petróleos Mexicanos (Pemex); la CFE dio un paso importante.

El director de Evercore explicó que ellos participaron en la estructuración del primer Fibra E de energía en México, el de la CFE que les llevó alrededor de dos años. Además, consideró que podría ser un emisor recurrente, al regresar con más emisiones para monetizar proporcionalmente la parte de transmisión o llevando la parte del negocio de distribución.

Actualmente, Evercore participa en la estructuración de un nuevo Fibra E de infraestructura vial y penitenciaria.

Promotora y Desarrolladora Mexicana planea colocar en este año el vehículo en el mercado local para recaudar hasta 10,000 millones de pesos.

buen momento para colocar

Augusto Arellano explicó que aunque hay volatilidad e incertidumbre en los mercados financieros “es un buen momento para hacer colocaciones”.

“¿Hay un momento perfecto para hacer estas operaciones? —acotó—, pues, no porque siempre va a haber algo”.

En este sentido, el directivo explicó que aunque no se sabe con certeza el potencial de Fibra E, éste puede llegar a ser mayor que el de las fibras inmobiliarias.

“No dudo que en los siguientes meses o años veamos mucha actividad de estos instrumentos en el mercado como lo vimos con fibras inmobiliarias.

Entre el 2011 y el 2016, cerca del 30% de todo el capital emitido en la Bolsa Mexicana de Valores fue del sector inmobiliario y principalmente de fibras”, mencionó el directivo de Evercore.

 

judith.santiago@eleconomista.mx