La imposición arancelaria por parte del presidente estadounidense Donald Trump, las tensiones geopolíticas en varias partes del mundo y las condiciones climáticas adversas generarán fluctuaciones en los precios de los commodities para el resto del año, de acuerdo a la consultora FocusEconomics.

Pese a que estima que los niveles del precio del petróleo mantengan su nivel actual este año, analistas consultados por FocusEconomics promedian un precio para el crudo Brent de 63.1 dólares por barril para el tercer trimestre del año, lo que significaría un retroceso de 4.50%, comparado con los 66.08 dólares de cierre del viernes pasado.

La consultoría brasileña Pezco estimó un precio máximo de 78.3 dólares por barril para este año. En contraparte, OCE Australian proyectó un precio mínimo de 56.4 dólares por barril para el 2018.

Por otro lado, el precio del petróleo crudo West Texas Intermediate (WTI) se está recuperando de una venta masiva de acciones y una disminución asociada en la confianza.

Las estimaciones respecto a su precio reflejan pérdidas por 2.97 y 4.39% para el segundo y tercer trimestre del año, esto es un precio de 60.6 y 59.6 dólares por barril, respectivamente, comparado con el del spot de cierre de la semana pasada de 62.34 dólares por unidad. El precio máximo estimado, para el 2018, es de 73.9 dólares por barril por parte de Pezco y el un mínimo estimado de 52.4 dólares por barril vía OCE Australian.

“A pesar de la creciente incertidumbre sobre la evolución de los precios del petróleo, nuestros analistas prevén que los precios se mantendrán en los niveles actuales en los próximos meses”, se lee en el documento.

Añaden que los precios podrían beneficiarse tras la decisión de Trump de reunirse con su homologo norcoreano, Kim Jong-un, además de aliviar las tensiones geopolíticas.

Los metales

Después del anuncio de Trump de imponer un arancel de 10% sobre las importaciones de aluminio, excepto en México y Canadá, los precios del metal cayeron generando descontento internacional, misma que preocupó a China y Alemania, ya que se vería afectada por una desaceleración de la demanda.

El consenso sobre el precio estimado para el metal para el tercer trimestre del 2018 se encuentra en 2,126 y 2,136 dólares por tonelada métrica. Los precios anteriores mostrarían un incremento de 3.07 y 3.56%, respectivamente, comparado con el precio de cierre de la semana pasada de 2,062.50 dólares por tonelada.

“Cuatro analistas que participaron en el pronóstico aumentaron sus proyecciones para el cuarto trimestre del 2018. Por su parte, 16 dejaron sus pronósticos sin cambios desde el mes anterior, y dos recortaron su pronóstico”, explica el documento.

Entre las estimaciones se encuentra Natixis con un precio para el 2018 de 2,250 dólares y Citigroup Mkts con 2,100 dólares por toneladas métricas.

Respecto al los precios del cobre, la consultoría destaca la leve mejora de sus precios después de la venta masiva de acciones.

“Aunque los precios se mantienen por debajo de los máximos de varios años alcanzados en diciembre, siguen más altos que en el mismo peiodo del año 2017, impulsados por la fuerte demanda mundial y la escasa oferta”, dice el documento.

El consenso estableció, para el tercer trimestre del año, un precio de 6,850 dólares por tonelada métrica, esto es un retroceso de 0.51%, comparado con el precio de cierre de la semana pasada de 6,885.50 dólares.

Después del anuncio del arancel del 10% al aluminio, el oro ganó ante la incertidumbre. Los analistas prevén que sus precios se moderarán en los próximos meses, pero consideran que mostrarán un alza en 2019.

El precio estimado para el tercer trimestre  es de 1,306 dólares por onza y de 1,305 para finales de año.

Producción de etanol ayudará a los granos

FocusEconomics estableció un precio para el maíz de 3.95 dólares por bushel (saco con 25 kilos) para el cuarto trimestre del año, mientras que para finales de 2018 será de 4.09 dólares por bushel, impulsados por la producción de etanol.

Mientras, la sequía en Argentina genera preocupaciones sobre la calidad de maíz de ese país.

“Esto está aumentando el consumo de maíz, que se utiliza para fabricar etanol, como se destaca en un informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) del 8 de marzo, que revisó las previsiones de existencias para 2017/18”, informó el documento.

El trigo también se ve afectado por un clima adverso. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos clasificó, la semana que terminó el 11 de marzo, 53% de la cosecha de Kansas, el mayor estado productor de trigo, como pobre.

Se espera que los precios del trigo se establezcan en 16.50 dólares australianos por kilo para el cuarto trimestre. El consenso estebleció para este año un precio de 14.43 dólares.

El 8 de marzo, el USDA rebajó sus estimados para la producción de Argentina, destacando el aumento en la demanda, particularmente de China.

[email protected]