La estrategia de Arabia Saudita de inundar al mundo de petróleo al mantener una producción de 9.7 millones de barriles diarios, para de este modo deprimir las cotizaciones del crudo y evitar la entrada de nuevos competidores, parece prolongarse un año más, sin que haya un acuerdo de reducir la oferta.

En tanto, las cotizaciones bursátiles de las firmas petroleras más importantes del mundo se desploman.

Compañías como Exxon, Chevron, Petrobras, Ecopetrol, British Petroleum y Shell, iconos petroleros mundiales, experimentan una aversión hacia sus títulos derivada de menores márgenes financieros y malas perspectivas del mercado de crudo en el mundo.

El intermediario financiero Morgan Stanley advirtió que el precio del barril del petróleo podría caer hasta 20 dólares si continúa el fortalecimiento del dólar, y entre 10 y 25% si la moneda se aprecia 5%, aseguró el analista Adam Longson, en un reporte que publicó Bloomberg.

Bajo este contexto, la firma estadounidense Exxon, una de las más grandes productoras de crudo en el mundo, se encuentra presionada en sus finanzas, lo que ha llevado a inversionistas a deshacerse de sus títulos.

A septiembre del 2015, registró una caída de 35% en sus ingresos a 201,797 millones de dólares, lo que derivó en un detrimento en sus ganancias, reduciéndolas prácticamente a la mitad al pasar de 25,950 millones de dólares a 13,390 millones en el mismo periodo, según cifras de la empresa.

Así, las cotizaciones en la Bolsa de Nueva York de la petrolera estadounidense, ante un panorama de menor demanda por parte de China y una sobreoferta de crudo que podría mantenerse en el 2016, han caído 3.53% en lo que va del año, a 75.2 dólares por papel, lo que ha significado 11,448 millones de dólares menos en su valor de capitalización.

Esta caída es modesta en comparación con lo que lleva acumulado desde mediados del 2014, fecha en la que la estrategia de Arabia Saudita comenzó a dar resultados al desplomar súbitamente los precios del petróleo. Así, el precio de las acciones de Exxon Mobile desde dicha fecha al pasado martes ha bajado 27%, lo que en dólares representó 116,127 millones de dólares menos en market cap, mostraron datos de Economática.

Chevron comparte las mismas condiciones que su connacional Exxon y en lo que va del 2016, el precio de sus acciones ha retrocedido 8.6%, a 82.15 dólares, iniciando el año con 14,699 millones de dólares menos y acumulando desde junio de hace dos años a la fecha 79,140 millones de dólares menos; es decir, su valor en mercado ha disminuido 33.8%, al igual que el precio de su acción.

Del otro lado del mundo, la londinense British Petroleum (BP) y la holandesa Shell caen, en el 2016, 8.5 y 13.8%, a 323.1 y 18.17 euros por papel, respectivamente.

Estas firmas acumulan en dólares 41,584 millones, en el caso de British, y 20,267 millones de dólares para la holandesa, es decir, 16 y 24% menos cada una, de junio del 2014 al martes.

BP despedirá a 4,000 empleados

Podrían desaparecer los productores pequeños

La paraestatal mexicana Petróleos Mexicanos no escapa al petróleo barato, por lo que sus finanzas están en franco deterioro, según sus reportes a la Bolsa Mexicana de Valores.

En el acumulado al tercer trimestre del 2015, los ingresos de Pemex cayeron 26% interanual a 902,136 millones de pesos desde 1.2 billones de pesos, que, aunado a un incremento en costos de 3.4%, llevó a la petrolera mexicana a prácticamente duplicar sus pérdidas a 352,617 millones de pesos, frente a los 147,759 millones del mismo lapso de un año atrás.

La problemática de México ante precios bajos del crudo es la dependencia de las finanzas públicas a los ingresos petroleros, lo cual podría causar una aversión al riesgo por parte de inversionistas internacionales, que al ver un detrimento en su balance público podrían ajustar su perspectivas es decir, podrían salir capitales del país , viendo los estragos en el tipo de cambio, indicó BX+.

Del mismo modo, las paraestatales brasileña y ecuatoriana, Petrobras y Ecopetrol, países que junto a México dependen en gran medida del hidrocarburo, han sufrido ajustes a la baja en el precio de su acción. La primera ha caído, en lo que va del año, 17.4%, mientras que la segunda, 8.5%, a 5.53 reales y 1,015 pesos colombianos, respectivamente, según datos del cierre del martes.

Ambas empresas, desde junio del 2014 a la fecha, han retrocedido en capitalización bursátil, en el caso de la brasileña, 73,464 millones de dólares, y la ecuatoriana, 62,049 millones, lo que representó un ajuste de 78 y 83.5%, en cada caso

Precios seguirán cayendo

Por la parte económica, todo apunta a que habría un deterioro mayor de la demanda y que la sobreoferta se mantenga , lo cual presionaría aun más los precios del crudo este año, escribió el área económica de Ve por Más.

Añadió que los costos promedios mundiales están entre 40 y 50 dólares por barril, según la calificadora Standard & Poor’s. En México es de 20 o 22 dólares por barril, lo que deja cierto margen de ganancia. Sin embargo, los productores menos rentables podrían quebrar debido a este contexto.

Mientras el mercado de petróleo se establiza, las consecuencias de un hidrocarburo barato han llevado a firmas, como la británica BP a tomar medidas drásticas al anunciar el martesque recortará 4,000 empleos a nivel global para enfrentar la caída del precio del crudo.

[email protected]