Las acciones de los tres grupos aeroportuarios que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), muestran una caída de más de 12% en lo que va del año, aunque para los analistas es una muestra del curso que podrá tomar la economía en México en los próximos meses.

“Específicamente los grupos aeroportuarios son emisoras adelantadas, pues te van diciendo hacia dónde va a ir el mercado en general un poco antes de que suceda”, dijo Amín Vera, director de análisis de Black Wallstreet Capital (BWC).

Son tres factores que están influenciando el precio de las acciones de las emisoras, como son la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), las elecciones presidenciales y el incremento de las tasas de interés en México.

El analista explicó que “en caso de ponerse más difícil el escenario con el tema del TLCAN y elecciones, el mercado accionario tendría que ajustar aproximadamente entre 10 y 15 por ciento. Entonces, está caída de más de 12% en los grupos aeroportuarios encaja perfectamente en esta idea de inversión”.

Los títulos de Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur) perdieron 12.33%, a 313.91 pesos por acción, en lo que va del año. Los de Grupo aeroportuario del Centro Norte (OMA) reflejan una caída de 11.68%, a 89.79 pesos por papel.

Respecto al Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP), el precio de su cotización muestra un retroceso de 9.07%, a 183.76 pesos por unidad.

El director de análisis de BWC destacó la importancia de estas emisoras y su papel estratégico en la economía del país, pues por una parte, OMA se encuentra encadenada a cómo va la economía en Estados Unidos, por el tipo de aeropuertos que opera como los de Ciudad Juárez, Monterrey, Chihuahua, entre otros.

Asur, por su parte, se encuentra relacionada con la tendencia del sector turístico en el país, a través de sus aeropuertos en Cancún, Veracruz, Villahermosa, Mérida y Oaxaca, entre otros.

Respecto a la reacción de las emisoras sobre el alza en la tasa de interés, una fuente que pidió no ser citada expresó que los grupos aeroportuarios son una especie de bono a largo plazo.

“Al ser una concesión son una especie de bono a largo plazo y una rentabilidad mínima garantizada por parte del gobierno y estos componentes son sensibles al incremento en las tasas de interés. No descarto que esto le haya pegado a los aeropuertos y a sus acciones”.

Las elecciones

La posición del candidato a la Presidencia por parte de la Coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, quien tiene comentarios negativos respecto a la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), generó incertidumbre por parte de los inversionistas, ya que una posible cancelación generaría que el sector aeroportuario no crezca más.

“Lo vemos como un factor negativo para el crecimiento de la industria en el largo plazo, finalmente, el AICM es el aeropuerto más grande del país, por tanto es el principal hub tanto de pasajeros nacionales como internacionales y la saturación que ya presenta respecto a unos años, le impide crecer más”, explicó la fuente.

Vector Casa de Bolsa mantiene su recomendación de compra para los tres grupos aeroportuarios. Mientras que el precio objetivo fijado para cierre del 2018, se encuentran en Asur 341 pesos, GAP 216 y OMA 112 pesos por unidad.


estephanie.suarez@eleconomista.mx