Mientras que Grupo Carso informó números positivos en ventas del conglomerado, sobre todo en las divisiones comercial e industrial, además de un leve incremento en la utilidad de operación y en el flujo operativo (EBITDA), en el segmento de infraestructura y construcción las cifras fueron negativas. Al entregar su reporte del trimestre (I Trim) del 2017 a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Grupo Carso reportó que sus ventas crecieron 4.3%, al pasar de 21,249 millones de pesos en el primer trimestre del 2016 a 22,164 millones de pesos en el mismo periodo del 2017, situación que se debió a mayores ventas en las divisiones comercial e industrial, las cuales mostraron incrementos de 8.7 y 8.4%, respectivamente.

La utilidad de operación del trimestre aumentó 1.6%, alcanzando los 2,695 millones de pesos. Destacó grupo Condumex, cuya rentabilidad aumentó 15.2%, mientras que la de grupo Sanborns, en 5.8 por ciento.

El EBITDA ascendió a 3,253 millones de pesos, equivalente a 3%, mayor a los 3,158 millones de pesos reportados en el primer trimestre del 2016. El margen EBITDA fue de 14.7% en relación con ventas. Debido a la apreciación del tipo de cambio en el primer trimestre del 2017, se vieron afectadas las cuentas por cobrar en dólares, por lo que se registró un costo integral de financiamiento (CIF) de 838 millones de pesos, que comparó desfavorablemente contra el CIF de 196 millones de pesos registrado en el primer trimestre del año previo.

En infraestructura y construcción los números no fueron los esperados. Las ventas de Carso Infraestructura y Construcción (Ccicsa) disminuyeron 8.5%, al registrar 3,937 millones de pesos en el primer trimestre del año, lo que se explica principalmente por el sector de fabricación y servicios para las industrias química y petrolera, en donde cayeron los volúmenes remanentes de perforación terrestre y estructuras y equipos. Por las mismas razones, la utilidad de operación y el EBITDA trimestrales de Ccicsa disminuyeron 33.8 y 28.1%, respectivamente.

[email protected]