Gruma concluyó el primer trimestre del año con una utilidad neta de 260.7 millones de pesos, borrando la pérdida de 490.9 millones de pesos que registró en el mismo trimestre del 2009.

Sin embargo, sus ingresos cayeron 12.6% anual a 11,258.5 millones de pesos, resultado de menores ventas en Gruma Corporation ante la disminución en precios, la apreciación del peso frente al dólar y la devaluación del bolívar.

Las ventas de operaciones fuera de México representaron 66% de las ventas netas consolidadas en el trimestre.

Durante el trimestre. las inversiones de la empresa fueron de 11 millones de dólares, la mayor parte éstas se destinaron a mejoras en Gruma Corporation.

Las debilidades

En el 2008, debido a la volatilidad en los mercados financieros y fluctuaciones cambiarias, Gruma presentó una pérdida en instrumentos derivados de aproximadamente 1,000 millones de dólares.

Su deuda creció 80%, según datos del reporte financiero de dicho año, al pasar de 7,854 a 14,147 millones de pesos.

Para el 30 de septiembre del 2009, la firma anunció que había dado por terminadas todas las operaciones de instrumentos financieros derivados de tipo de cambio que había celebrado con diversas instituciones financieras, continuando con operaciones de cobertura en maíz y trigo.

Luego el 21 de octubre del mismo año, la firma productora de tortillas comunicó la conclusión del refinanciamiento de la mayor parte de su deuda, incluyendo la conversión de 738.3 millones de dólares a créditos a mediano y largo plazo, relacionados con los ya terminados, instrumentos derivados de tipo de cambio que adeudaba entonces.

La deuda de Gruma, al cierre de marzo pasado, ascendió a 1,667 millones de dólares y de ésta 75% está denominada en dólares, según información presentada al mercado de valores.

La deuda disminuyó 35 millones de dólares o 2% a marzo del 2010 frente a diciembre del 2009, como resultado de pagos efectuados con la generación de efectivo.

Asimismo, las operaciones terminadas durante el cuarto trimestre del 2009 sobre los instrumentos financieros derivados de maíz y trigo representaron un efecto desfavorable de 14.7 millones de pesos.

Cabe destacar que en febrero pasado, Gruma dio a conocer sus estimaciones sobre las reformas en materia de consolidación fiscal. Al respecto dijo, que prevé que los pagos programados de impuestos diferidos por 500 millones de pesos a pagar entre los años 2015 al 2018, se anticiparán para los años comprendidos entre el 2010 y el 2013, teniendo un impacto negativo en el flujo de efectivo para dichos años.

En el mercado de valores, las acciones de Gruma han recobrado el atractivo previo a la crisis, revirtiendo de la fuerte baja de 80.4% del 2008.

En lo que va del año, los títulos de la compañía productora de harina de maíz acumulan un rendimiento de 8.02% a 24.99 pesos por acción. En el 2009, el premio que ofrecieron sus títulos ascendió a 229.6 por ciento.

asaavedra@eleconomista.com.mx