Gruma (GMK) es una de las empresas mexicanas que se ha visto beneficiada durante 2014, sus acciones han crecido más del 40% debido a la estrategia de creación de valor iniciada hace más de dos años y que ha producido mejoras en su rentabilidad.

El pasado 5 de diciembre, la compañía anunció la emisión de 400 millones de dólares en notas senior con vencimiento en 2014, con una tasa de interés anual de 4.875% pagaderas semestralmente.

Asimismo, la Bolsa Mexicana de Valores informó que los recursos de la colocación se utilizarán para recomprar 300 millones de dólares en bonos perpetuos en circulación, lo que le generará a la compañía ahorros por aproximadamente 8.6 millones de dólares anuales en pagos de intereses y de 287.5 puntos base , señaló Gruma en un comunicado.

Avalan compromiso de la empresa

En noviembre pasado, el compromiso de la empresa fue avalado por una de las calificadoras con mayor reconocimiento a nivel internacional, Fitch Ratings, quien le asignó BBB-estable como resultado de su sólida generación de flujo de fondos libres (FFL), así como una disminución de su deuda total, mejores niveles de apalancamiento y una mayor rentabilidad.

Y es que los resultados de la productora mexicana de harina de maíz y tortillas han sido sobresalientes. Su ganancia neta en el tercer trimestre del año se amplió 83%, gracias a las eficiencias operativas, menores impuestos y la disminución de gastos financieros.

Gruma reportó que entre julio y septiembre del 2014 obtuvo una utilidad neta de 1,154 millones de pesos (86 millones de dólares) frente a los 631 millones de pesos del mismo periodo del año pasado.

Crece presencia en Europa

Actualmente Gruma tiene una sólida posición de negocios como uno de los mayores productores de harina de maíz y tortillas en el mundo, con operaciones en los Estados Unidos, México, Centroamérica, Europa, Asia y Oceanía.

Este año, la compañía adquirió la empresa española Mexifoods por un monto de 15 millones de dólares, convirtiéndola en la décima planta en Europa. Lo anterior, consolida su posición en el tercer mercado más importante de tortilla del viejo continente.

También, reveló la conclusión de la venta de sus operaciones de harina de trigo en México por aproximadamente 260 millones de dólares a Grupo Trimex.

Mediante esta transacción, Grupo Trimex adquirió la totalidad de las acciones representativas del capital social de Molinera de México, así como los activos de una subsidiaria de Grupo Industrial Maseca (GIMSA), relacionados con la producción de harina de trigo.

Ahora, las recomendaciones de los analistas para GMK se encuentran entre comprar y mantener, y con un rendimiento potencial con respecto a los precios objetivos estimados para el 2015 de 16 por ciento.

(Con información de Sala de Inversión)

[email protected]