La Bolsa de Atenas cerró este miércoles con una fuerte caída de 9.24%, y el índice de los principales bancos se descalabró 26.60%, tras las primeras declaraciones del nuevo gobierno griego que exige renegociar la deuda.

La Bolsa de Atenas ha perdido 31.00% desde el 8 de diciembre, cuando comenzó la secuencia electoral que culminó el domingo pasado con la victoria del partido de izquierda radical Syriza en las legislativas.

frm