El cobre descendió este lunes, pues los inversionistas perdieron el apetito por el riesgo después de que los ministros de finanzas europeos aplazaron un préstamo de emergencia para ayudar a que Grecia evite el incumplimiento de pagos.

En el mercado de metales básicos también pesaron las preocupaciones acerca de la demanda china.

El cobre para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) cerró en 9,005 dólares por tonelada, después de terminar con alza de 0.3%, a 9,095 dólares el viernes.

"Las continuas preocupaciones por Grecia están afectando al mercado", dijo Randy North, operador de RBC.

Los ministros de Finanzas de la zona euro presionaron a Grecia, al referir que el país debe aprobar medidas de austeridad más estrictas antes de que se tome una decisión final acerca de un préstamo de emergencia por 12,000 millones de euros.

"El mercado también esta sintiendo los efectos del terremoto (de Japón) en el declive de la producción industrial", precisó North.

"Las fábricas de automóviles y productos electrónicos recién están reanudando (sus operaciones en Japón) y va a tomar un poco de tiempo antes de que el consumo de metales vuelva a los niveles previos", agregó.

Las medidas de ajuste monetario en China, que buscan frenar la inflación, también están opacando la perspectiva sobre la demanda de metales.

El níquel cerró en 21,650 dólares por tonelada, desde 21,675 dólares.

El plomo terminó en 2,450 dólares, sin cambios respecto al cierre del viernes.

El aluminio operó en 2,531 dólares por tonelada, frente a 2,545 dólares.

El estaño se negoció en 24,800 dólares, comparado con 25,005 dólares.

El zinc se transó en 2,172 dólares, contra 2,187 dólares.