El oro subió este lunes, debido a su atractivo como refugio para los inversionistas ante la creciente preocupación por las finanzas de la zona euro, pero la relativa fortaleza del dólar limitó las ganancias del metal precioso.

El precio del oro al contado cotizó a 1,540.80 dólares por onza frente a los 1,538.40 dólares del viernes en Nueva York.

Los precios del oro en libras alcanzaron un récord de 954.63 libras en la jornada.

Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en agosto cerraron con un alza de 2.90 dólares, o 0.2%, a 1,542 dólares por onza.

Los ministros de finanzas europeos postergaron hasta julio una decisión final sobre la extensión de un préstamo de emergencia de 12,000 millones de euros para Grecia, diciendo que Atenas primero deberá aplicar estrictas medidas de austeridad.

"El ultimatum de la Unión Europea a Grecia y las preocupaciones por lo que podría ser un cese de pagos después de eso está manteniendo las compras de refugio en el oro", dijo Bruce Dunn, vicepresidente de Auramet Trading.

"Pero el dólar ha estado en alza también y eso ha frenado el fuerte avance del oro por ahora", agregó.

El euro retrocedió este lunes frente al franco suizo y podría sufrir nuevas bajas si los inversionistas continúan evitando el riesgo, ante el temor de que Grecia no reciba otra ronda de ayuda financiera y termine declarando la moratoria de su deuda.

La plata revirtió sus pérdidas y se negoció en 35.97 dólares la onza, respecto a 35.80 dólares.

El platino cayó a un mínimo desde fines de marzo de 1,720.50 dólares la onza.

El contrato cotizó después en 1,728.49 dólares, frente a 1,750.65 dólares la onza del viernes.