Los futuros de trigo cayeron el lunes a mínimos en una semana en Chicago arrastrados por ventas técnicas y una mejor perspectiva de clima, que incluye una beneficiosa humedad en la zona triguera de la región central de Estados Unidos.

La soya alcanzó mínimos en dos semanas por pronósticos meteorológicos de una muy necesaria humedad en partes de Argentina, mientras que los futuros de maíz bajaron por ventas técnicas.

Los futuros bajaron luego de que el reporte semanal de la Comisión de Comercio de Futuros de Materias Primas mostró que los fondos de inversión han recortado sus posiciones netas agresivamente en granos y soya, dejando el mercado abierto en una ronda de ventas cortas.

El trigo blando rojo de invierno en Chicago para marzo bajó 6.5 centavos a 4.4025 dólares por bushel. En Kansas, el trigo duro rojo de invierno cayó 1.5 centavos a 4.6175 dólares por bushel, mientras que el trigo de primavera en Minneapolis bajó 2 centavos a 6.0175 dólares.

Los futuros de soya fueron presionados por las lluvias pronosticadas para la semana próxima en áreas secas de Argentina, el tercer más grande productor mundial de soya y principal exportador de harina de soya.

“Yo estoy viendo lluvias este fin de semana y algo entre jueves y viernes de la semana que viene en el centro agrícola del país. Esto es lo que contendría el daño”, señaló a Reuters el experto meteorológico Eduardo Sierra.

La soya para marzo bajó 9 centavos, o 0.87%, a 9.6975 dólares por bushel.

Los futuros de maíz encontraron soporte en la demanda exportadora del grano de EU. El Departamento de Agricultura de EU informó que las inspecciones para exportación de maíz alcanzaron 1.07 millones de toneladas, ligeramente por encima de un rango de estimaciones previas.

El maíz para marzo cerró con caída de 0.76%, a 3.5875 dólares por bushel.