Los futuros del trigo subieron el jueves en Estados Unidos tras una reciente caída, en tanto que otros granos como  la soya y el maíz cayeron porque los inversores ajustaban posiciones antes de que el viernes se publique el informe de oferta y demanda del Departamento de Agricultura.

Pronósticos de una siembra menor en Estados Unidos esta temporada dieron un nuevo impulso al trigo, mientras que la soya y el maíz se debilitaban por lluvias que impulsaban los cultivos en países exportadores de  la región de América del Sur.

A la espera de reporte del USDA

Los mercados de granos esperan el informe del USDA hoy; que estiman que muestre menores cosechas de maíz y soya en Estados Unidos en el 2019, así como un ajuste negativo en las existencias de trigo.

“Es el día antes del informe y los operadores sólo están esperando, básicamente evaluando posiciones”, dijo Craig Turner, corredor de Materias Primas de Daniels Trading. “El repunte del trigo es un poco sorprendente, lo que me dice que es algo del mercado en efectivo”.

Cerca del cierre de la sesión, el trigo para marzo de la Junta de Comercio de Chicago subió 9.5 centavos, a 5.6225 dólares por bushel.

La soya para marzo bajó 4 centavos, a 9.4325 dólares por bushel y el maíz para marzo cayó 1 centavo, a 3.8325 dólares por bushel.

La mayoría de las áreas de cultivo de Argentina y Brasil están en buena forma y se espera que Río Grande do Sul en Brasil reciba algo de lluvia en los próximos días, según el meteorólogo Kyle Tapley de Maxar, lo que aumenta las perspectivas de grandes cosechas.

La consultoría brasileña Agroconsult elevó su estimación de cosecha de soya el jueves a un récord de 124.3 millones de toneladas, pero recortó su pronóstico para el maíz.