Los futuros del cacao en Nueva York cayeron el jueves a mínimos de más de siete semanas, presionados por ventas especulativas y por órdenes de venta automáticas, mientras que el contrato al contado registró su mayor declive mensual en más de dos años.

En sentido opuesto, el café y el azúcar tocaron máximos de varios meses porque persiste la preocupación de que Brasil realice menos envíos.

El contrato para julio en Nueva York cerró con una pérdida de 75 dólares, o 3%, a 2,454 dólares la tonelada, luego de tocar su menor nivel desde el 9 de abril a 2,444 dólares. El cacao en Londres para julio bajó 48 libras, o 2.6%, a 1,773 libras por tonelada.

Las ventas especulativas presionaron los precios del contrato en Nueva York y generaron ventas automáticas cuando el referencial bajó a los 2,488 dólares, el mínimo del martes, y de nuevo cuando bajó a 2,474 dólares, su mínimo de abril.

El contrato al contado en Nueva York cerró mayo con un descenso de 13.7%, su mayor caída mensual desde enero del 2016.

El café arábiga para julio sumó 3.4 centavos, o 2.8%, a 1.237 dólares por libra tras llegar a 1.2405 dólares, máximo desde el 9 de febrero. El contrato cerró el mes con un avance de 2.5 por ciento. El robusta para julio sumó 20 dólares, o 1.2%, a 1,752 dólares por tonelada.

Los precios han sido apoyados en parte por la huelga de camioneros en Brasil, que se teme provocaría un descenso en los envíos del país de 900,000 sacos de 60 kilogramos.

El azúcar sin refinar para julio ganó 0.19 centavos, o 1.5%, a 12.79 centavos por libra, tras subir 12,85 centavos, máximo desde el 23 de marzo. El contrato al contado cerró mayo con una escalada de 11%, su mayor avance mensual desde septiembre del 2016.

El azúcar blanca para agosto subió 1.6%, a 354.60 dólares la tonelada.