El valor de mercado de Google y Facebook, gigantes de la publicidad digital a escala global, ha registrado un crecimiento vertiginoso en muy pocos años. Hoy superan el PIB de países como Irlanda, donde tienen su sede fiscal, y se acercan al valor del PIB de México.