El comportamiento mejor de lo esperado de la periferia respecto al resto de Europa no podrá prolongarse durante mucho más tiempo, según los analistas de Goldman Sachs, que ven mayores riesgos de corrección a corto plazo en las bolsas europeas.

Una de las firmas de inversión más influyente en los mercados matiza un tanto el optimismo generalizado sobre la bolsa española. Los analistas de Goldman Sachs se muestran alcistas a medio y largo plazo sobre la renta variable europea, si bien destacan que han aumentado los riesgos de una corrección.

"Seguimos pensando que la renta variable irá al alza, pero existe un mayor riesgo de una corrección a corto plazo". En su último informe de estrategia añaden que uno de los focos de estos mayores riesgos es una temporada de presentación de resultados empresariales más débil de lo esperado.

La firma estadounidense apuesta a largo plazo por la bolsa europea, pero en estos momentos no desaconseja el uso de posiciones cortas en el índice paneuropeo Eurostoxx50. El indicador, disparado un 18% en 2013, presenta un saldo negativo en lo que va de 2014.

A diferencia de otros analistas, los de Goldman Sachs no apuestan claramente por la periferia. Sostienen en este sentido que el reciente mejor comportamiento de los mercados periféricos respecto al resto de Europa no podrá prolongarse durante mucho más tiempo.

Desde Goldman aclaran que no recomiendan ponerse 'bajistas' en las bolsas periféricas como la española y la italiana. Pero ven "insostenible" que sigan mejorando al resto de mercados europeos como lo han venido haciendo en los últimos meses.

A la hora de apostar por nuevas subidas a medio y largo plazo de la renta variable europea, la firma estadounidense destaca el potencial alcista de la banca. Aconseja 'sobreponderar' la inversión en el sector bancario, y apunta estímulos como la mejora prevista en sus dividendos.

fondos@eleconomista.com.mx

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica