Goldman Sachs Group reportó el miércoles un aumento de casi cuatro veces en su ganancia trimestral, ya que se benefició, al igual que otros grandes bancos, de un incremento en las intermediaciones después de la sorpresiva victoria de Donald Trump en las elecciones de noviembre en Estados Unidos.

La ganancia neta de Goldman atribuible a los accionistas se disparó a 2,150 millones de dólares en el cuarto trimestre de 2016, desde 574 millones de dólares de un año antes, cuando el banco fue golpeado por un acuerdo legal de 5,000 millones de dólares.

Los ingresos de Goldman por intermediaciones de renta fija, divisas y materias primas subieron 78.3%, a 2,000 millones de dólares. Si bien Goldman normalmente se basa más en las intermediaciones que sus competidores, ha estado tratando de cambiar su modelo en los últimos años, al confiar menos en este negocio y más en áreas como la gestión de inversiones.

El banco también ha incursionado en los préstamos de consumo, lanzando una plataforma en línea llamada Marcus a fines del año pasado.

Los ingresos netos totales de Goldman subieron 12.3%, a 8,170 millones de dólares, superando la estimación promedio de 7,720 millones de dólares.