Mercados

Lectura 3:00 min

Goldman Sachs recorta pronósticos de premio de bonos

Avatar de Reuters

Por Reuters

El rendimiento de los bonos del Tesoro se vio impulsado por tercer día consecutivo.

Analistas de Goldman Sachs revisaron a la baja sus pronósticos de rendimientos de los bonos soberanos de las principales economías, especialmente en Estados Unidos y Canadá, para reflejar un panorama de mayor debilidad, informó el martes el banco de inversión estadounidense.

Los analistas proyectan ahora que los rendimientos de los bonos del Tesoro a 10 años terminarán el 2019 en 3%, 50 puntos básicos por debajo de su pronóstico anterior. Los retornos se encuentran actualmente en alrededor de 2.69 por ciento.

“Creemos ahora que los rendimientos de los bonos a 10 años podrían haber alcanzado su pico en ese ciclo, aunque esperamos que suban hacia 3% a fin de año”, explicaron los analistas del banco de inversión en una nota.

Agregaron que los rendimientos de los bonos a 10 años en Canadá probablemente terminen el 2019 en 2.40%, 60 puntos básicos por debajo del pronóstico anterior.

En la zona euro, los analistas de Goldman Sachs dijeron que proyectan que los rendimientos de los bonos a 10 años en Alemania, el emisor referencial de deuda en el bloque, finalicen el año a 0.65 por ciento.

Esa cifra está por encima de los niveles actuales, cercanos a 0.21%, pero 15 puntos básicos por debajo del pronóstico previo.

Suben por optimismo

Los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense subieron por tercer día consecutivo en línea con las acciones en Wall Street, ya que el optimismo sobre un acuerdo comercial entre Estados Unidos y China impulsó el apetito por activos de riesgo.

Las negociaciones en Pekín se extenderán a un tercer día no programado originalmente, mientras las dos mayores economías del mundo buscan resolver la amarga disputa comercial que los enfrenta. El presidente Donald Trump escribió el martes en Twitter: “¡Las conversaciones con China están yendo muy bien!”.

La jefa de estrategia de tasas estadounidenses de Société Générale en Nueva York, Subadra Rajappa, estimó que “el mercado está reaccionando al último tuit de Trump sobre el progreso de las negociaciones con China”.

Aún así, la incertidumbre sobre si realmente se alcanzará un acuerdo con China y las preocupaciones sobre el impacto del actual cierre parcial de la administración federal de Estados Unidos eran vistas como un límite en el corto plazo para el apetito por activos de riesgo.

Los retornos de los bonos y las acciones estadounidenses han subido desde que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, trató de tranquilizar a los mercados al decir el viernes que está al tanto de los riesgos de una desaceleración económica y que sería paciente y flexible con la política monetaria de este año.

En las últimas operaciones, los bonos referenciales a 10 años cayeron 9/32 en precio para rendir 2.712%, desde 2.682% el lunes. Los rendimientos se desplomaron la semana pasada a un mínimo en un año al tocar 2.543 por ciento.

Los retornos se han derrumbado desde 3.05% a comienzos de diciembre porque los temores a una desaceleración del crecimiento internacional y las alzas de las tasas de interés por parte de la Fed generaron una gran liquidación de acciones.

La volatilidad de los mercados elevó la expectativa de que el banco central de los Estados Unidos no suba las tasas este año.

Los rendimientos subieron el martes a un máximo de sesión después de que la subasta del Departamento del Tesoro de 38,000 millones de dólares en deuda a 3 años recibió una tibia demanda.

El ratio de cobertura de ofertas fue de 2.44, la cifra más baja desde abril del 2009. Lo cierto es que el costo del dinero barato quedó en el pasado, ya que los réditos se siguen incrementando.

Conéctate con nosotros.

Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos destacados.

Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad.