La petrolera española Repsol cotiza en zona de máximos anuales y se queda cerca de duplicar sus mínimos registrados en 2016.

Tanto Repsol como Técnicas Reunidas mejoran ampliamente el comportamiento que registra el Ibex en lo que va de año.

A pesar de todo, los analistas de Goldman Sachs reafirman su optimismo sobre la evolución de las dos compañías en 2017.

En el caso de Repsol aconseja comprar sus acciones, y eleva su precio objetivo, desde los 12.4 hasta 15.7 euros por acción.

Esta nueva valoración supone un potencial de revalorización adicional del 18% en la petrolera, convertida en uno de los valores estrella del Ibex en 2016.

Desde el inicio del año se dispara más de 35%, la cuarta mayor subida del índice selectivo sólo por detrás de Arcelor, Acerinox y Mapfre.

Goldman Sachs también revisan al alza el precio objetivo de otra empresa vinculada con la industria petrolera, Técnicas Reunidas.

Su valoración, 41.9 euros por acción, abre la puerta a subidas del 13% respecto al cierre del viernes.

En lo que va de año, los títulos de la petrolera presidida por Antonio Brufau han subido más de un 33% en bolsa, siendo de los valores más destacados del Ibex 35, el principal indicador bursátil de la Bolsa de España.

Mejora la perspectiva

La mejora de valoraciones de Goldman Sachs es extensible a otras empresas relacionadas con la industria petrolera, y se enmarca en un contexto más favorable en el precio del crudo.

La cotización del barril de Brent se ha afianzado por encima de los 50 dólares desde la cumbre de la OPEP el pasado 30 de noviembre.

En su escalada ha llegado a tocar máximos de año y medio.

Los analistas de Goldman Sachs señalan en su informe que el precio del barril de Brent podría situarse entre los 55 y los 60 dólares durante la segunda mitad de 2017.

Ampliará capital

La semana pasada, Repsol anunció que ampliarán capital por un máximo del 2.6% como parte de su programa de dividendo flexible.

Como parte de este programa, la compañía se comprometió con los accionistas que deseen recibir la retribución en efectivo a garantizarles un precio de compra de 0.335 euros brutos por derecho.

Para los accionistas que deseen la retribución en títulos de la empresa, se diseñó una emisión de acciones por un número máximo de 38.56 millones, frente a los 1,465 millones de títulos de la petrolera.

Así, el número de derechos de asignación gratuita para recibir una acción nueva será de 38.

Repsol ofrece a los accionistas la posibilidad de recibir acciones liberadas de la sociedad de nueva emisión o un importe en efectivo mediante la transmisión a la sociedad de los derechos de asignación gratuita recibidos.