La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) solicitará al gobierno entrante mantener los programas aprobados en la actual administración para impulsar el desarrollo del mercado de valores.

El director general del centro bursátil, José Oriol Bosch, adelantó que buscarán reunirse con el equipo del virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, para abordar temas como la relevancia de la Bolsa de valores como pilar de financiamiento para las empresas y para la economía del país.

Recordó que en agosto del año pasado la Secretaría de Hacienda y Crédito Público anunció un programa de cuatro ejes para impulsar el crecimiento del mercado bursátil.

Uno de los puntos se refiere a cambios a la regulación para fomentar la competencia, ampliar la base de inversionistas así como para atraer a más emisores y la promoción de nuevos instrumentos financieros.

Los ejes engloban también aumentar la participación de la banca de desarrollo, cambios al régimen de inversión de las afores —los inversionistas más grandes de México— y aseguradoras e incrementar la educación financiera en el país.

“Hemos estado trabajando con la banca de desarrollo, en particular con Nacional Financiera y con el Banco Nacional de Comercio Exterior, sobre cómo institucionalizar y traer más empresas a la Bolsa”, precisó el directivo.

Destacó que la BMV trabajará junto con la nueva administración como un fuerte promotor del financiamiento para contribuir con las metas de crecimiento económico anunciadas por el gobierno entrante.

“En cualquier país, la Bolsa es uno de los pilares del financiamiento y, para poder alcanzar las expectativas de crecimiento económico de la nueva administración, la BMV ahí va a estar, dando financiamiento a todas las empresas que lo requieran, vamos a ir teniendo más detalles en adelante”, dijo José Oriol Bosch.

El virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, anunció que su meta es lograr un crecimiento de 4 por ciento.

Reacción positiva

En otro tema, José Oriol Bosch comentó que, tras celebrarse la jornada electoral del 1 de julio pasado, la reacción del mercado ha sido positiva debido a que se vivió un proceso ordenado y democrático.

Destacó que, pese a la incertidumbre por factores locales e internacionales, en el primer semestre del año el financiamiento en el mercado accionario ascendió a 74,000 millones de pesos, cifra que casi duplica a lo registrado en el mismo periodo del 2017, con 40,000 millones de pesos.

Mientras que en el mercado de deuda corporativa de largo plazo el financiamiento en los primeros seis meses de este año alcanza 182,000 millones de pesos contra los 107,000 millones del mismo periodo del 2017.

“Sigue habiendo actividad y en la lista hay nuevas colocaciones (como) dos nuevos fideicomisos de inversión en bienes raíces que se listarán en las próximas semanas”, dijo.

Debe cumplir

Con respecto al arranque de la Bolsa Institucional de Valores, el 25 de julio, comentó que las empresas de la BMV —Indeval y la Contraparte Central de Valores— están listas para el inicio de operaciones.

En adelante, lo relevante será que se cumpla la promesa de hacer crecer al mercado bursátil, pues tener dos bolsas con el mismo tamaño y con mayores costos significaría problemas para los participantes.


judith.santiago@eleconomista.mx