Washington- El gasto personal en Estados Unidos aumentó 0.3% en abril, en línea con lo previsto por el mercado y un poco más que en marzo, mientras que los ingresos crecieron menos que el mes anterior y las presiones inflacionarias se mitigaron, según datos del Departamento de Comercio divulgados el viernes.

El ingreso personal aumentó 0.2%, levemente por debajo de lo que esperaban los analistas en un sondeo de Reuters y contra un alza de 0.4% en marzo.

Al mismo tiempo, la medición de inflación preferida de la Reserva Federal se mantuvo por debajo del objetivo del banco central de 2%, en 1.9% a tasa anual.

El Producto Interno Bruto (PIB) estadounidense se expandió apenas 1.9% en el primer trimestre, luego de revisiones a la baja a una estimación inicial esta semana. La debilidad presentó nuevas preocupaciones sobre el vigor de la economía, en momentos en que persisten los temores sobre la desaceleración creada por los problemas en Europa.

Los estadounidenses seguían recurriendo a sus ahorros para sostener su gasto. La tasa de ahorro seguía su reciente trayectoria bajista, cayendo a 3.4% en abril desde un máximo de 5% el verano pasado.

ros