El gasto de los estadounidenses en consumo no registró cambios en mayo por primera vez en casi un año, reflejando probablemente un desplome en las ventas de autos, mostraron cifras del Gobierno que también apuntaron a un alza en las presiones de la inflación subyacente.

La lectura plana del gasto del consumidor se conoce luego de 10 meses consecutivos de alzas, dijo el Departamento de Comercio el lunes, y se registra luego de una revisión a la baja del gasto en abril a un 0.3 por ciento.

Las previsiones del mercado eran que el gasto del consumidor, que representa cerca del 70% de la actividad económica de Estados Unidos, subiera apenas un 0.1% en mayo tras una cifra reportada originalmente para abril del 0.4 por ciento.

RDS