WASHINGTON.- El gasto en consumo de los estadounidenses subió ligeramente más de lo esperado en mayo pese a que los ahorros tocaron niveles máximos en ocho meses, mostró el lunes un informe del gobierno que sugiere que la recuperación de la economía se mantiene encarrilada.

El Departamento de Comercio dijo que el gasto en consumo creció 0.2%, tras una lectura plana en abril. Analistas consultados por Reuters esperaban que subiera 0.1 por ciento.

El ritmo del consumo es seguido de cerca para medir la fortaleza de la recuperación económica después de que recientemente una serie de informes reflejaron una desaceleración.

"Los datos parecen en línea con un consumidor moderado, ni cauto ni expansivo", dijo Subodh Kumar, estratega de inversiones de Subodh Kumar & Associates en Toronto.

Los futuros de las acciones estadounidenses caían, mientras que los precios de los bonos del Tesoro frenaron sus ganancias levemente y el dólar mantuvo su alza frente al euro tras el informe.

Un informe del gobierno mostró el viernes que el gasto del consumidor, que normalmente representa 70% de la actividad económica estadounidense, subió a un ritmo de 3% en el primer trimestre, menos que el incremento de 3.5% estimado previamente.

El gasto ajustado por inflación aumentó 0.3% en mayo tras permanecer plano en abril. El gasto real en servicios subió 0.3%, mientras que el consumo de bienes creció 0.2%, revirtiendo la caída de 0.1% vista en el mes anterior.

El ingreso personal subió 0.4% luego de aumentar 0.5% en abril. Los analistas esperaban un incremento de 0.5 por ciento para mayo.

En tanto, el ingreso real disponible trepó 0.5% tras un alza de 0.6% en el mes previo.

La tasa de ahorro pasó a 4.0% en mayo desde 3.8% en abril, a 454,300 millones de dólares, un máximo desde septiembre pasado.

El informe mostró además que el índice de gastos en consumo personal, sin contar alimentos y energía, subió 1.3% en los 12 meses a mayo.

Este índice, que es el preferido por la Reserva Federal para medir la inflación, había aumentado 1.2% en abril. A los funcionarios de la Fed les gustaría que rondara en 2 por ciento.

En el mes, el índice subió 0.2 por ciento.

Por separado, la Reserva Federal de Chicago dijo que su índice sobre la actividad económica estadounidense bajó a 0.21 en mayo desde 0.25 en abril.

La Fed precisó que una lectura superior a 0.20 históricamente está ligada a "una recuperación económica madura tras una recesión". El promedio móvil a tres meses indicó pocas presiones inflacionarias, según el informe.