Washington - El gasto del consumidor estadounidense subió en noviembre al ritmo más veloz en tres años gracias al aumento de los ingresos personales, lo que sugiere que el crecimiento económico en el cuarto trimestre podría ser mayor a lo esperado.

El Departamento de Comercio afirmó este viernes que el gasto del consumidor ajustado por inflación se elevó 0.6% el mes pasado y que los ingresos personales después de impuestos aumentaron 0.8% tras ajustes por inflación.

La entidad no dio indicaciones de que la tormenta Sandy, que golpeó la Costa Este a fines de octubre y mantuvo a mucha gente sin trabajo durante semanas, haya impactado al dato o a su recolección en noviembre.

El gasto del consumidor estadounidense sin considerar cambios en los precios subió 0.4% en noviembre. Economistas consultados por Reuters pronosticaban que el gasto nominal del consumidor aumentaría 0.3% en noviembre.

El aumento del gasto real del consumidor estadounidense fue el mayor desde agosto del 2009 y sugirió que las compras de los consumidores no se vieron afectadas, como muchos preveían, debido a los crecientes temores de que la economía local caiga en recesión el próximo año.

La mayoría de los economistas creen que el crecimiento económico se desacelerará en el cuarto trimestre desde el ritmo de 3.1% anotado en los tres meses previos, pero el dato de este viernes apunta a que los consumidores compensarán parte esperado declive en el ritmo en que las empresas renuevan sus inventarios.

Los precios cayeron 0.2% el mes pasado y subieron 1.4% en los 12 meses hasta noviembre, agregó el Departamento de Comercio.

ros