WASHINGTON.- El gasto del consumidor estadounidense fue imprevistamente plano en abril, pero el ingreso real disponible registró su mayor aumento en casi un año, a medida que el mercado laboral mejoraba y la inflación se mantenía contenida, mostró el viernes un informe del gobierno.

El Departamento de Comercio dijo que el gasto fue el más débil desde septiembre, cuando cayó 0.6%, tras un aumento no revisado de 0.6% en marzo.

Los analistas consultados por Reuters esperaban que el gasto del consumidor, que normalmente representa más de dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos, se incrementara 0.3% el mes pasado.

Pese a la lectura sin cambios de abril, los analistas esperan un fuerte repunte en el gasto durante el segundo trimestre a medida que la recuperación del mercado laboral favorece los ingresos familiares.

Datos publicados el jueves por el gobierno mostraron que el gasto real del consumidor creció a una tasa anual de 3.5% en el primer trimestre, más del doble del 1.6% anotado en el período entre octubre y diciembre.

El gasto ajustado por la inflación se mantuvo también plano en abril, tras un incremento del 0,5 por ciento en el mes pasado, mostró el informe del Departamento de Comercio.

En tanto, el ingreso personal creció 0.4%, tras ver un incremento en la misma proporción durante marzo.

Los mercados esperaban ver un alza de 0.5% en los ingresos durante el mes pasado.

El ingreso real disponible subió 0.5% en abril, su mayor avance desde mayo del 2009, tras ver un alza de 0.3% en el mes anterior.

La subida de los ingresos impulsó a las familias a aumentar sus ahorros. La tasa de ahorros creció a 3.6%, desde el 3.1% en marzo, a una tasa anual de 398,500 millones de dólares.

El informe mostró también que el índice de precios en gasto en consumo personal, excluyendo alimentos y energía, subió 1.2% en los 12 meses hasta abril, su menor avance desde septiembre.

El índice, un medidor clave de la inflación que sigue de cerca la Reserva Federal, había subido 1.3% en marzo.