El conglomerado manufacturero General Electric (GE) reportó el fin de semana un aumento de 36% en sus ganancias del cuarto trimestre del año pasado, ayudado por la fortaleza de sus negocios de energía tradicional y renovable.

El fabricante de plantas eléctricas, motores de aeronaves, locomotoras y equipos médicos dijo que los ingresos cayeron 2.4% a 33,100 millones de dólares, ligeramente por debajo de las expectativas de Wall Street de 33,600 millones de dólares.

Las ganancias por operaciones continuas atribuibles a los accionistas de GE subieron a 3,480 millones de dólares en el cuarto trimestre terminado el 31 de diciembre, frente a 2,570 millones de dólares en igual período del año anterior.

Excluyendo ítems especiales, las ganancias de la empresa con sede en Boston cayeron 2% a 46 centavos por acción, igualando la estimación promedio de los analistas, de acuerdo a Thomson Reuters I/B/E/S.

GE dijo en diciembre que esperaba un crecimiento de los ingresos de 3 a 5% este año, excluyendo adquisiciones, cifras que ratificó el viernes.

En la operación de petróleo y gas de la compañía, las ventas cayeron 22%, a 3,400 millones de dólares, mientras que las ganancias bajaron 43%, a 411 millones de dólares, debido a la debilidad del sector.

Las ventas en su negocio de plantas de energía aumentaron 20% a 8,500 millones de dólares o 6%, excluyendo los beneficios por su adquisición de Alstom.