El emisor y procesador de tarjetas de crédito American Express Co reportó un aumento marginal de sus ganancias en el segundo trimestre, debido a que una baja en la confianza de los consumidores llevó a un crecimiento moderado del gasto de sus clientes.

Las ventas minoristas en Estados Unidos cayeron en junio por tercer mes consecutivo, la racha de bajas consecutivas más extensa desde el 2008, y el ánimo de los consumidores se encuentra en su nivel más bajo en siete meses, mientras los estadounidenses ven desfavorablemente el futuro de sus finanzas y empleos.

"El gasto general de los clientes creció 7%, o 9 % ajustando el tipo de cambio. Eso es un nivel menor al que hemos visto en los últimos trimestres", dijo el presidente ejecutivo Kenneth Chenault, en un comunicado.

El gasto de los titulares de tarjetas de crédito de la compañía había crecido a un ritmo de dos dígitos durante los últimos nueve trimestres.

La firma ganó 1,340 millones de dólares, o 1,5 dólares por acción, en el segundo trimestre, frente a los 1,330 millones, o 1,10 dólares por papel, del mismo periodo del 2011.

Los ingresos totales crecieron 5%, a 7,960 millones de dólares.

La compañía, que se concentra en consumidores de alto gasto, tiene la menor tasa de morosidad entre los grandes emisores de tarjetas de crédito, incluidos JPMorgan Chase, Discover Financial, Capital One, Bank of America y Citigroup.

Las acciones de la compañía, que han subido 11% en el último año, cerraron el miércoles en 58,29 dólares en la Bolsa de Nueva York.

apr